Historia de este cóctel: especial verano

Foto: Aj García para Unsplash

Sol, playa, calorcito, vacaciones… qué bien, ¿no? Y un poco de historia, ¿qué tal? Venga, que son tres muy cortitas y de cócteles que seguro te pedirán mucho este verano (si es que no te han pedido unos cuantos ya).

Piña colada

Cuenta la historia que el pirata puertorriqueño Roberto Cofresí y Ramírez de Arellano daba a su tripulación una bebida que contenía coco, piña y ron blanco para inspirar valor a su tripulación. ¿Sería esta la primera Piña colada de la historia?

El primer registro que existe sobre la Piña colada data del año 1922 en la revista Travel magazine y, por aquel entonces, era algo más parecido a un daiquiri de piña. Su receta era “el zumo de una piña perfectamente madura -una bebida deliciosa de por sí- agitada rápidamente con hielo, azúcar, lima y ron Bacardí en delicadas proporciones”, lo que hoy se conocería como una Piña colada al estilo cubano.

La autoría de la piña colada actual se la disputan tres hombres puertorriqueños: Ramón ‘Monchito’ Marrero Pérez, Ricardo García y Ramón Portas Mingot. Los dos primeros trabajaban en el Beachcomber Bar del hotel Caribe Hilton en la ciudad de San Juan. Marrero Pérez se adjudica la creación del trago en el año 1955, en la que utilizaba la recién creada crema de coco Coco López. Ricardo García probablemente modificó un poco la receta de su compañero. Y es posible que Portas Mingot, que trabajaba en el restaurante Barrachina, lo haya bautizado como “Piña colada” una década después, momento en el que aparece registrada por primera vez la receta tal como la conocemos hoy.

Si esta placa lo dice…

Caipiriña

La Caipiriña parece haber nacido muchos años atrás con fines medicinales. Y respecto a esto, existen dos versiones: la primera cuenta que a principios del siglo XIX se bebía en Brasil una mezcla de cachaça, lima, miel y ajo para combatir la gripe española; y la segunda, que los marineros que bebían zumos de cítricos con destilados para combatir el escorbuto adoptaron la cachaça en su brebaje al desembarcar en Brasil.

Brasil es uno de los grandes productores de lima del mundo. Foto: Rohit Tandon

La teoría más probable es la primera, pues se dice que esta bebida medicinal llegaría al Puerto de Santos de la región de São Paulo, donde eliminaron el ajo de la receta (¡menos mal!) y sustituyeron la miel por azúcar blanco. El nombre “Caipiriña” proviene de la palabra “caipirinha” en portugués, que significa algo así como “niña de campo”. La cachaça es comúnmente producida en las zonas rurales de Brasil, por lo que es lógico pensar que el nombre del cóctel proviene de este significado.

Bloody Mary

Puede que el Bloody Mary no sea un cóctel especialmente veraniego pero tiene una fama ganada (sin fundamento) de curar la resaca, que eso sí puede que sea más veraniego… La historia más extendida de la creación del Bloody Mary es la que se le atribuye a Fernand Pietot. Se dice que la creó cuando era un joven bartender en Harry’s New York Bar de París durante los años 20.

Sin embargo, parece que la versión verdadera es que fue creado por George Jessel, actor estadounidense famoso en Hollywood entre los años 20 y 50, quien mezclaba vodka y zumo de tomate a partes iguales. Pietot, posteriormente, matizaría que él añadía sal, pimienta negra, cayena y salsa Worcestershire al cóctel.

George Jessel (1898-1981) fue un actor, cantante, compositor y productor estadounidense. A los 10 años ya actuaba en el vodevil y en el teatro en Broadway.

¿Y de dónde viene el nombre “Bloody Mary”? Se asocia, cómo no, con la reina María I de Inglaterra, conocida también como María la Sanguinaria. Y no le pusieron Bloody Mary porque ella fuese fan de este cóctel, evidentemente, sino porque su color se asemeja al de la sangre (y ella hizo derramar bastante). Entre otras tantas teorías, se cree también que “Bloody Mary” viene simplemente de una mala pronunciación de la palabra eslava “Vladimir”, teniendo en cuenta que ese era el nombre del cliente para el que Pietot dice haber preparado el primer Bloody Mary.

Y hasta aquí esta edición especial verano de Historia de este cóctel. Disfruta de tus Piña colada, Caipiriñas y Bloody Mary. ¡Y de tus vacaciones!

Entradas relacionadas

¡ Comparte !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter