El White Lady: de ‘Las chicas del cable’ a Pedro Chicote

by François Monti

Para un aficionado de la coctelería clásica, es motivo de alegría que una empresa de la talla de Netflix ponga énfasis a través de la estrategia promocional de Las chicas del cable, su estreno estrella, en el White Lady. Con rutas de bares por Madrid y Barcelona y la influencia del programa, muchos son los que van a descubrir los encantos de la mixología de la edad de oro europea.
Como aficionado a la historia de esta coctelería clásica, sin embargo, me hago otras preguntas. ¿Tomaban los madrileños este trago en 1928? Lo pongo en  duda: no estamos seguros de que hubiera sido inventado por aquel entonces y, de todos modos, no aparece en ningún recetario hasta dos años después. Por estas fechas, los tragos a base de ginebra de moda entre las mujeres españolas son el Bronx y el Gin Fizz.  ¿Las chicas solteras se iban de bares solas en 1928? Esto también es dudoso: las chicas que pasaban el día en Pidoux, las que Chicote acabó llamando sus ‘palomitas’ no era precisamente ‘telefonistas’ y no creo que a las señoritas del cable les hubiera gustado que las confundieran con ellas. Otro tema es el de las fiesta privadas, las cocktail parties, que efectivamente se ponen de moda por aquel entonces.
¿Pero qué es un White Lady?
Sus ingredientes son:
60 ml de ginebra
15 ml de zumo de limón
15 ml de Cointreau
Su elaboración:
Agitado, servido en copa cóctel. Algunos añaden clara de huevo, pero es un añadido tardío y muy americano.

white_lady_cocktail
White Lady, para servirles.

Dicho esto, ¿qué sabemos de su historia?
Harry vs. Harry
Según quien cuente la historia, el creador del White Lady sería Harry McElhone, del Harry’s New York Bar en París o Harry Craddock del Savoy de Londres.
A favor de McElhone, el hecho de haber publicado la primera receta para un trago llamado White Lady pero… no tiene nada que ver con el clásico: este lleva brandy en lugar de ginebra y crema de menta en lugar de limón. Después de la muerte de Harry, sus herederos explicaron que había cambiado la receta en 1929 (una fecha que no debe nada al azar) y conservado el nombre. Lo que pasa es McElhone publicó varias ediciones de su libro en los años 1930 y seguía con la receta antigua. La familia McElhone es también conocida por haber reescrito a su favor la historia de unos cuantos cócteles (Sidecar, Bloody Mary, French 75…). Probabilidad de que McElhone sea el padre del White Lady clásico: 0%.
A favor de Craddock, el hecho de haber publicado la primera receta del White Lady clásico en 1930. Hoy en día, el Savoy lo revindica como suyo, y a finales de los años 30 muchos artículos de prensa también presentaban a Craddock como su creador. ¿Caso cerrado? Bueno, en 1937, las asociación de bármanes de Reino Unido, con Craddock de presidente, publicó un recetario oficial en el cual intentaban mencionar el creador de muchas bebidas. Aunque muchos cócteles llevan la mención “creado por Harry Craddock”, no es el caso del White Lady. Pero hay que decir que también ocurre con otras recetas que el propio Craddock revindicaba como suyas en el Savoy Cocktail Book. Probabilidad de que Craddock sea el padre del White Lady clásico: 65%.

las-chicas-del-cable-3-netflix
El cóctel a base de ginebra y Cointreau es protagonista secundario en Las chcias del cable. Foto: Netflix.

La hipótesis española
¿Y si los guionistas de Las chicas del cable habían dado con algo sin saberlo? ¿Se inventó el White Lady en Madrid? La primera receta de White Lady mezclando ginebra, Cointreau y limón, no la publica Craddock sino el mismísimo, castísimo Pedro Chicote en La ley mojada, su tercer libro, de junio de 1930, cinco meses antes del de Craddock… Lo que pasa es que el bueno de Perico añade a la clásica trinidad de ingredientes un cuarto: vermut (no precisa el tipo). ¿Error o Craddock se enteró y limpió la formula española a la hora de hacerla suya? Seamos serios: de ser un cóctel de Chicote, se hubiese llamado ‘Dama Blanca’. Nuestro barman estrella tenía la buena costumbre de viajar una vez al año a Londres a catar nuevos whiskies y a ver lo que se cocía en los bares. Lo más probable es que descubrió el White Lady en su visita del 1929 (o alguien se la llevó) y cometió un error al tomar nota – como ocurre en sus libros con otros clásicos creados en el extranjero. En cualquier caso, es otra prueba de la dedicación de Perico a su arte: siempre viajando para aprender, siempre buscando lo último para llevárselo a Madrid. Todo un ejemplo. Y, a pesar de no tener nada que ver con la invención del White Lady, ¿por qué no jugar con su receta? Por lo menos, cambia un poco las pautas clásicas…
White Lady (Pedro Chicote, 1930):
Ingredientes:
1/3 de ginebra
1/3 de Cointreau
1/3 de vermut (sin precisar, pero recomendamos jugar con vermut blanco)
Una cucharadita de zumo de limón.
Elaboración:
Agitar y servir en copa cóctel.

Foto: Netflix.

GuardarGuardar

François Monti
François Monti

Periodista y escritor belga afincado en Madrid desde 2009. Escribe sobre cócteles y destilados para varios medios internacionales.

Entradas relacionadas

¡ Comparte !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter