8 Tendencias en coctelería y 2 deseos para 2017

1 1 febrero, 2017 - Tendencias

Estamos en enero y toca de nuevo echar la vista al horizonte y aventurarse a vaticinar qué tendencias en coctelería despuntarán o se consolidarán este año, como hemos venido haciendo desde el inicio del blog. Esta vez hemos preguntado a nuestros colaboradores periodistas, esas personas que tienen el envidiable trabajo de ir de bar en bar (por criterios periodísticos, oigan) y que conocen prácticamente a tod@s los bartenders. Ahí va la lista.

1. Se consolidan los cócteles bajos en alcohol y los mocktails.

Abría como tendencia en 2016 y según nuestros colaboradores, 2017 es el año de su consolidación. “El boom de la alimentación saludable y de eso que en inglés llaman teetotalism (el abstemio de toda la vida, en su versión cool) harán que los cócteles saludables sin alcohol tomen aún más protagonismo en las cartas” –nos dice Laura Conde, editora jefe de Vice y autora de Gastronomistas. Para Elvira Aldaz de Un poco de Maldaz, esto es una consecuencia lógica: “la moda del vermut y las cervezas artesanas, junto a las tendencias healthy y de consumo diurno de alcohol pueden desembocar en un crecimiento de la oferta y la demanda de cócteles con bases menos alcohólicas (vino, vermut, cerveza, sake, licor) o versiones más reducidas de los long drinks”. La periodista Angélica Guzmán Miralles ya lo anunciaba aquí en diciembre: “los combinados sin alcohol, los denominados mocktails en inglés, vienen pisando fuerte. Cada vez se experimenta de manera más creativa y el universo de la mixología se apodera de la complejidad para crear equilibrios perfectos. Atrás queda el manido trío de refrescos limón, naranja, cola”.

n0pqessfyiu-neha-deshmukh

Healthy drink o, al menos, un poco más healthy, es tendencia.

2. Diálogo Cocina-Barra y auge de la Gastrococtelería

Aunque parezca mentira, aún no habíamos hablado de esto como tendencia, y sin embargo es un concepto en el que coinciden muchos de nuestros expertos para 2017. Jordi Luque de El Comidista y Cuina aventura “un mayor diálogo entre cocina y barra: creo que es una tendencia imparable y que viene de lejos. Tanto la barra como la cocina se benefician aprendiendo técnicas y conceptos de la otra parte, los restauradores aumentan la facturación y los clientes sufren menos consecuencias por entregarse a Baco. Es un winwinwin, aunque odie la expresión”. Esta aplicación de las técnicas culinarias, según Angélica Guzmán Miralles “toma cada vez más protagonismo en coctelería: espumas, esferificaciones, infusiones y demás saltan a la coctelera. ¿Lo último? Los ahumados, una tendencia que cada vez suma más gente a sus filas“. Para Carme Gasull, autora de Entaulats, esta relación entre gastronomía y coctelería es el principio de una bonita amistad: “La apertura de Enigma es el colofón de una historia de amor que gana adeptos por todo el mundo”. Para Elvira, llevamos un tiempo encaminados a que finalmente se produzca esta relación: “Creo que la popularización de la mixología en España tiene que venir de la colaboración y asociación con la gastronomía, ya que es una vía de acceso más fácil al consumidor medio“.

3. Estética y utensilios Vintage

No es que vaya a desaparecer el bartender de pajarita, pero según el periodista y barman Ismael Labrador, autor de No te subas a la Barra, “en 2017 veremos muchos más delantales de coctelería. Parece que las chaquetas han quedado atrás y se empieza a llevar el delantal de tipo peto. Como lo retro mola, también veremos más utensilios y cocteleras de tipo vintage o con un estilo estético más propio de los años 1920 que de la actualidad. Hay todo un mercado en Internet de utensilios de coctelería coleccionables de épocas pasadas. Y la verdad es que quedan muy bien expuestos como elementos de decoración en los locales. ¡Y mucho mejor si además los usas!”

Estética retro, siempre con glamour.

Estética retro, siempre con glamour.

4. El Jerez

Lo apuntaba Ismael Labrador para 2015 y en 2016 no repitió. Sin embargo, para Laura Conde el hecho de que “el Jerez, se haya consolidado en los restaurantes como vino gastronómico –y se consume, por fortuna, más allá de los postres–, comienza a despuntar en la coctelería, especialmente en verano. Seguro que este año vamos a encontrarnos con muchos vinos dulces en las cartas de cócteles”.

El jerez, ¿este año sí?

El jerez, ¿este año sí?

5. Responsabilidad Social

Iniciativas como el Bartender’s Manifesto de Iain Bell o (P)our de Alex Kratena y Simone Caporale ya apuntan en esta dirección. François Monti, periodista para medios internacionales y autor entre otros de “El gran libro del Vermut” apunta que el bartender del siglo XXI “trabaja en una industria del lujo, pero siente que tiene la responsabilidad de cambiar las cosas. Veremos más esfuerzos para sensibilizar en temas ambientales (residuos, etc) y sociales: ya no puede el barman pretender que temas de abusos (alcohol y drogas) o de acoso no tienen que ver con él, que se trate de clientes suyos o de compañeros”.  Las marcas también están apostando fuerte por seguir protocolos medioambientales, responsabilidad social  y prácticas justas con proveedores en un entorno donde los consumidores cada vez tenemos más poder y exigimos mayor responsabilidad.

6. Cartas de cócteles cambiantes

Cócteles de autor, cóctel del mes, productos de temporada… la mayor concienciación mixológica por parte de la sociedad hace que las cartas inamovibles con referencias perpetuas tengan los días contados y que, según Carme Gasull, se apueste por cartas “menos rígidas, más personalizadas y adaptadas a los clientes y a los productos de temporada”.

Apuesta por una carta cambiante.

Apuesta por una carta cambiante.

7. Moscow Mule

Este viejo amigo puede que sea uno de los reyes en 2017. Monti nos cuenta que “en 2016, escuché más y más bartenders mencionar el Moscow Mule como un cóctel en auge. Todavía no ha saltado en los medios, pero si sigue así… ¡Se nos anunciaba el mezcal como tendencia el año pasado y resulta que es un trago con vodka el que triunfa! Una prueba más que los bartenders no siempre son los que mejor entienden lo que pasa en la cabeza de los clientes”. En lo del mezcal tiene razón, aunque Jordi Luque no tira la toalla y afirma que “El mezcal viene asomando la cabeza desde hace tiempo y tiene el valor de ser uno de los pocos destilados que requieren una producción artesanal. Si no acaba de explotar, se me ocurre que sólo puede ser por la creciente escasez de ágaves. Porque sólo tiene virtudes”. 

nan-palmero-flickr

Foto: Nan Palmero (Flickr)

8. Sabores amargos.

Con 2015 y 2016 como años de gloria del vermut, es comprensible que para Angélica Guzmán Miralles 2017 sea el año de los sabores amargos. “La familia de los amaro están de enhorabuena. En coctelería, el quinto sabor era como el quinto Beatle, sólo contaba a efectos históricos. Sin embargo, este año ha decidido reivindicar su lugar. Nos llega de la mano de las cervezas con alto contenido en lúpulo. Aparte de esto y de la Angostura, tenemos muchos más aromas y concentrados”. Efectivamente, los beertails y bares de cervezas artesanas fue una predicción de 2016 que acertamos.

Por último, finalizamos con dos deseos, más que dos predicciones. François Monti ansía que “la tendencia del cóctel aperitivo de baja graduación alcohólica por fin llegue a España. Funciona en detrimento al sector esta convicción que se ha de servir o tragos muy dulces o muy fuertes. La verdadera identidad española está en el aperitivo“. Y Jordi Luque apuesta por el “girl power”: “Ansío que las mujeres tengan cada vez más protagonismo detrás de la barra. No porque tenga fantasías de ligar con alguna –estoy muy felizmente enamorado de mi esposa– sino por un tema de justicia divina. También porque creo que las mujeres tienen una sensibilidad diferente en lo que se refiere a mezclar bebidas. Y esa sensibilidad me gusta”.

¿Será el 2017 el año de las mujeres?

¿Será el 2017 el año de las mujeres?

¿Te atreves a hacer tu predicción?

3 Comentarios

  • […] “Ansío que las mujeres tengan cada vez más protagonismo detrás de la barra. No porque tenga fantasías de ligar con alguna, sino por un tema de justicia divina. También porque creo que las mujeres tienen una sensibilidad diferente en lo que se refiere a mezclar bebidas. Y esa sensibilidad me gusta”. La frase es de Jordi Luque, redactor de El Comidista, y refleja una de las tendencias que estamos viviendo en las barras. […]

  • […] Cóctel sin alcohol o con poca graduación, poco calórico y con beneficios nutricionales. Una de las tendencias en coctelería en 2017. […]

  • […] hay sin punto medio entre el combinado con cero grados y el Old Fashioned o el Manhattan dobles. La coctelería baja en alcohol gana adeptos entre los clientes, y quizás ha llegado ya la hora de que comience a ocurrir lo mismo entre los […]

  • Esta página web usa cookies para mejorar su navegación. Si continuas navegando entendemos que aceptas su uso. Mas información aquí.