P(our): la sed del conocimiento. Entrevista con Simone Caporale

Hace dos años nacía P(our), un colectivo con sed de conocimiento. Así es como lo definen sus creadores: Simone Caporale, Alex Kratena, Ryan Chetiyawardana, Jim Meehan, Monica Berg, Joerg Meyer y Xavier Padovani. Si bien todos son grandes del mundo de la coctelería, P(our) no busca el conocimiento en esta disciplina, sino en otras paralelas y tan distantes como pueden ser las matemáticas o la danza. Bien podrías pensar que esto nada tiene que ver contigo, pero te equivocas. Como se suele decir: de todo se aprende. En The Shaker & The Jigger nos entusiasma esta iniciativa, y hemos hablado con Simone Caporale acerca de ello:
The Shaker & The Jigger: ¿Qué es P(our)?
Simone Caporale: P(our) es un proyecto que ha sido fundado por parte de bartenders hace tres años. ¿Qué hace este proyecto? P(our) no tiene un lugar fijo, P(our) recolecta donaciones monetarias y económicas por parte de empresas y por parte de privados. ¿Quiénes son los privados? Son muchos bartenders que quieren contribuir con 1 euro, 2, 3, 5… Ese dinero lo repartimos en dos proyectos cada año. El primero, que es el más famoso, es el simposio de París. Y el segundo, es un proyecto social que hacemos cada año. Este año, es un proyecto que está a punto de completarse en la selva amazónica de Perú donde vamos a construir unas cocinas y una pequeña planta de producción de una salsa que se llama ají negro. Una salsa que ha sido producida por miles de años por parte de estas comunidades indígenas y que ahora tiene un valor culinario muy importante. Queremos que ellos puedan vivir de esto.
TSTJ: Y el simposio…
SC: El simposio consiste en uno o dos días cada año donde entre seis y ocho presentadores participan. Son profesionales que no tienen que ver con el mundo de la coctelería: matemáticos, licenciados, bailarines… de todo. Ellos aportan una filosofía que podría ser utilizada en el mundo de la coctelería. Puede ser el diseño, los números, el ritmo, los colores… El simposio está financiado por estas donaciones. Nadie cobra de esto. Quienes vienen a hablar no cobran. Nosotros no cobramos. Se gasta dinero para los aviones de ellos, alquilar el lugar, el hotel de los ponentes… Al final la mayoría del dinero que P(our) recibe se queda para el proyecto de la selva amazónica. ¿Por qué hacemos este evento? Porque en el mundo de la coctelería hay tabúes. Nadie quiere hablar de ciertas cosas: el abuso, la discriminación… Entonces quisimos hacer los simposios para poder hablar de estos temas. Este año el tema será la perfección. ¿Qué es la perfección? Porque para muchas personas la perfección es la imperfección. Por ejemplo, el destilado más perfecto es el vodka porque no tiene imperfecciones de destilación. Pero el aroma de un destilado viene de las imperfecciones, de lo que se queda, de lo que no se destila. Será muy divertido, habrá un día con seis speakers.

_n4a7560
Siempre hay que ver más allá. Foto: Mireia Rodriguez

TSTJ: ¿Cómo eligen el tema del simposio?
SC: Son temas que crean mucha inquietud a muchas personas. Uno de los tabúes, por ejemplo, es el género. Algo de lo que nadie quería hablar, o más bien nadie quería gritar o hablar de cosas muy extremas al respecto. Es algo muy tabú. Por ejemplo, nosotros trajimos a Jeanette (Jeanette John Solstad Remo), que ha sido un capitán de la Marina noruega que toda la vida se ha sentido mujer hasta que decidió cambiar de sexo. Y luchó hasta que Amnistía Internacional cambió las leyes de Noruega para que, si tu quieres cambiar de sexo, puedas hacerlo sin someterte a la castración. En muy pocos países ocurre esto. Entonces ella, en el simposio, dijo enfrente de doscientos bartenders: ¿qué pasaría si tú tienes pene pero sientes que tienes vagina? Fue muy importante esa lección.
TSTJ: Cuando hablas de perfección, ¿a qué te refieres? ¿hablaréis de cosas como la perfección de los destilados que comentabas?
SC: No, nosotros no hablamos de nada de coctelería. Hay de sabores, de aromas… pero no de coctelería tal cual. Hay perfección… ¡pero no te puedo decir quiénes van!
TSTJ: Hablando de los proyectos que P(our) financia, ¿por qué eligieron la salsa ají negro de la selva amazónica en Perú?
SC: Nosotros fuimos al Amazonas para hacer un viaje de investigación, para conocer. Y vimos qué tan bonito es allí, qué tan descuidado está y qué tan frágil es el mundo respecto al Amazonas. Y también vimos cuántos frutos existen hoy que nacieron en el Amazonas. Gracias a ellos existe la pastelería, la coctelería, la gastronomía… Entonces dijimos “tenemos que hacer algo para estas personas y este ecosistema”. Este proyecto garantiza que ellos puedan vivir de sus propias tradiciones, como es la elaboración de esta salsa, sin tener que ir a la ciudad a hacer otro trabajo. La salsa sí se embotella en la ciudad de Lima, pero es para evitar que se lleven plástico y contenedores a la selva. Queremos proteger esta burbuja muy frágil.

17917411_775198205980164_1305257215032288833_o
La yuca brava, uno de los ingredientes que se utiliza en la salsa. Foto: P(our)

TSTJ: O sea que también P(our) se preocupa por la sostenibilidad…
SC: Sí, ¡al mil por cien! Es un tema que parece también una moda. Yo espero que en un año la gente siga hablando de sostenibilidad y de no desperdiciar las cosas. Porque si te fijas, el tema del género hace dos años estaba en auge. Son como modas. Es lo malo de todas las industrias.
TSTJ: ¿De dónde viene el nombre P(our)?
SC: Viene de ‘verter’. En una cafetería, en el vino, en una tetería, en la coctelería, en la cocina… Verter (pour en inglés). Y entre paréntesis está ‘our’ porque depende de nosotros, no del vecino. Y además suena como pure, como puro, como algo que no tiene intereses atrás, no hay negocio. Es honesto.
TSTJ: ¿Qué hay de cara al futuro de P(our)? ¿Están buscando tener más proyectos como el de la selva amazónica?
SC: Terminado este tendremos otros proyectos solidarios y sociales. Tenemos unas cuantas ideas sobre la mesa para elegir. Por ejemplo, en cualquier evento que tú vas de coctelería hay de todo. Todo gratis, todo abundante. Y hay gente que ahora mismo no tiene un vaso de agua en el mundo. Construir un pozo de agua, por ejemplo, donde no hay agua, es sencillo. Con diez mil euros se pueden hacer muchas cosas. Con el dinero que se gastó hoy se puede dar de comer a miles de niños. Esto es P(our): es también saber ver lo que tienes alrededor y cómo lo estás aprovechando. Si lo estás aprovechando bien o si no lo estás valorando.
TSTJ: Hablando de género, a grandes rasgos ¿qué crees que nos queda por mejorar respecto a la mujer en la industria y el mundo de la coctelería?
SC: Hay que cambiar las mentes que piensan diferente el trato entre las personas. Me parece muy estúpido, y más en 2018, que siga habiendo diferencias entre hombres y mujeres. Es la cosa más ignorante que hay, más imbécil que hay. Hoy mismo sabemos dar sabores diferentes a un cóctel pero no sabemos reconocer que una persona es igual a la otra. Hay mucho machismo en el mundo, hay mucha ignorancia, en Europa también. Y esto no se cambia de un día para otro pero si hubiera una ley que protegiera esto y que se respetara, la gente debiera cambiar rápido la mentalidad.

Foto de portada: Mireia Rodríguez

Entradas relacionadas

¡ Comparte !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter