8 tipos de hielo que deberías tener a mano

0 29 diciembre, 2015 - Consejos

Ya hemos hablado en alguna ocasión de la importancia del hielo en nuestros cócteles pero nunca nos cansaremos de insistir en el que, probablemente, sea el ingrediente más maltratado en la mayoría de barras. De hecho, en la mayoría de barras, no encontraremos más que un par de tipos de hielo. Si tenemos suerte, elaborados con agua osmotizada y/o proveídos por un industrial. Hasta aquí todo bien pero, ¿sabías que hay por lo menos 6 tipos más? Vamos allá…

Hielo en cubos

TomCollinsscan

El clásico hielo, vamos, el que todo el mundo conoce. Son el comodín de cualquier barra, sirven para agitar y mezclar y funcionan en la mayoría de tragos. Precisamente por eso es importante tener un montón disponible.

Hielo machacado o pilé

¿Comanda múltiple? ¡Chupado!

Tanto si te da por hacer Mint Juleps o Mojitos, como si buscas una manera rápida de enfriar copas, el hielo machacado te resultará imprescindible. Si tienes los anteriores –cubos– sólo necesitarás machacar la bolsa con una mano de mortero. Aunque si lo prefieres puedes hacerte con una trituradora o con hielo pilé, claro.

Hielos Collins

Un Negroni Albino… es posible.

Aunque podría reemplazarse por 2 ó 3 cubos normales, un hielo Collins dará un toque muy profesional a bebidas que vayas a servir en vasos largos. Nos referimos a hielos con forma de paralelípedo regular. O de cubo alargado, vaya. Puedes encontrar moldes aquí.

Cubos grandes

Rum Old Fashioned

Estamos hablando de cubos de más de 6 centímetros de lado. Estos gigantes están indicados para bebidas que requieran una mínima dilución, ya que su gran superficie les da más aguante. Son perfectos para Old Fashioneds o Vieux Carrés.

Esféricos

El chipotle es un gran aliado.

Parecidos a los anteriores, pero más bellos y aún más tacaños en lo que se refiere a la dilución. Los hielos perfectos para mantener fría una bebida en la que queremos el mínimo de agua posible. Puedes encontrar moldes en Cocktail Bar.

Hielos para ponche

Una de las modas que tiene que llegar son los cócteles para compartir; ponches, por ejemplo. Como son bebidas que tardarán un tiempo en consumirse, nos conviene un hielo grande, aún más grande que los anteriores. Una buena manera de conseguirlo es congelar agua en un tupperware y usar ése iceberg tal cuál salga del envase.

Hielos infusionados

¿Por qué no trabajar con hielos hechos de agua que ha sido infusionada o que, incluso, contienen fruta u hojas de aromáticas? Si quieres que el sabor de la bebida que prepararás vaya cambiando, es una buena opción. Imagina un hielo que al derretirse suelte aromas de botánicos que modifiquen el trago. ¿Se necesita dominar el tema? Por supuesto.

Negroni Esférico

No estamos hablando de un Negroni congelado, sino de un negroni dentro de una fina esfera de hielo. Lo prepararon en Honestly Yum y nos encanta porque, potencialmente, puede servir para contener muchos cócteles distintos.

No hay comentarios

Deja tu comentario

*

Esta página web usa cookies para mejorar su navegación. Si continuas navegando entendemos que aceptas su uso. Mas información aquí.