Cócteles a la parrilla: recetas agitadas y mezcladas para disfrutar en una barbacoa

0 30 agosto, 2016 - Consejos

El verano es la época del año donde más se activa nuestra vena social. Y una de las reuniones sociales más representativas de estas fechas son las barbacoas. En la piscina, en la terraza, en el patio trasero, en la casa del campo… Son los lugares más habituales para organizar una reunión entre amigos en torno a unas buenas brasas y, cómo no, su correspondiente cuota de comida.

Carnes, verduras, mariscos e incluso pescados forman parte de las posibilidades gastronómicas que ofrece una barbacoa, si bien la carne es la que acapara la mayor parte del protagonismo. Ahora bien, solucionado el tema de la comida, toca hablar de la bebida con la que acompañarla. Cuando se habla de barbacoa generalmente se piensa en qué vino marida mejor con las costillas o qué cerveza resalta más las notas picantes del adobo. El vino y la cerveza son las bebidas estrella de las barbacoas y no te costará mucho encontrar referencias acerca de cómo combinarlas. Pero… ¿y si en la próxima barbacoa que celebres incluyes una carta de cócteles?

Aunque en un primer momento la idea de comer un buen churrasco a la brasa con un cóctel en la mano pueda sonar extraña, lo cierto es que seguramente lo hayas hecho más de una vez sin ser consciente de ello. Piensa por un momento en la sangría, posiblemente la bebida que nunca falta en toda barbacoa entre amigos que se precie, al menos en España. ¿Qué es la sangría si no un cóctel? En 2013 el New York Times publicó un reportaje donde colocaba a esta genuina mezcla de vino macerado con frutas entre los cócteles que más tendencia estaba creando en la Gran Manzana. Y una de las formas como estaba introduciéndose en la sociedad neoyorquina era maridando la sangría con hamburguesas de estilo gourmet.

He aquí la primera -y posiblemente más sencilla- combinación para disfrutar de un cóctel con una carne a la parrilla. No existe una receta estandarizada para elaborar una sangría y, dependiendo del tipo de fruta que se le añada al vino, del tipo de vino en sí -¡incluso hay quien prefiere prepararla con brandy!- o de la cantidad de azúcar que se le añada a la mezcla, las posibilidades son infinitas. Pero si quieres preparar una sangría al estilo neoyorquino, ésta es la receta en formato ponche que destacaba el New York Times para disfrutar de una buena hamburguesa a la parrilla. Su creador es Rafael Mateo, propietario del restaurante español Pata Negra de la ciudad norteamericana:

-2 botellas de vino garnacha
-1 botella de vino rosado
-33 cl. de refresco de naranja
-3 cl. de triple seco
-6 cl. de brandy
-1 cucharada de azúcar
-2 manzanas
-2 naranjas

sangria

Foto: Maureen Didde, Flickr

Clásicos de ayer, hoy y siempre

Con la coctelera en la mano, el recetario clásico está lleno de cócteles de aperitivo que pueden adaptarse a una barbacoa para ir abriendo el apetito y preparar el estómago para el festival de comida que llegará después. Un Kir Royal, un Gibson, un Aviation o un Negroni pueden ser grandes elecciones, aunque tampoco hay que olvidar que una de las razones por las que se organiza una barbacoa con amigos es para disfrutar del verano al aire libre, mejor aún si se tiene una buena piscina al lado. En este sentido, un Daiquiri o un Pisco Sour resultan alternativas muy refrescantes para disfrutarlas bajo el calor estival.

Otro clásico adaptado que puede servir de comodín para cualquier barbacoa que se precie es un Old Fashioned con ron. Dependiendo de lo especiada que sea carne en la parrilla puede jugarse con diferentes bitters para adaptar el cóctel a la ocasión.

– 5,5 cl. de ron Bacardí Reserva
– 1 terrón de azúcar
– bitter de chocolate
– soda

Ron y mezcal

El ron es precisamente uno de los destilados que mejor combina con carnes a la parrilla, debido a las notas dulces que le aporta el azúcar de su materia prima original. Otro destilado que ofrece grandes posibilidades a la hora de maridar con una barbacoa y que está convirtiéndose en una tendencia al alza dentro del mundo de la coctelería es el mezcal.

Una de las particularidades de este destilado mexicano elaborado a partir de agave es su versatilidad para combinarse con aromas y sabores tanto dulces como salados, cítricos y especiados. Dependiendo de las salsas o adobos con los que se haya bañado la carne se pueden crear cócteles con mezcal que resalten estas notas o aporten interesantes contrastes. Así, por ejemplo, una receta sencilla para carnes especiadas o parrillas picantes es este Mezcal Mule, una versión del ya clásico Moscow Mule que irrumpió con fuerza en Estados Unidos a mediados del siglo XX.

– 6 cl. de mezcal
– 2,5 cl. de zumo de lima
– 2,5 cl. de puré de fruta de la pasión
– 12 cl. de ginger beer
– 1 golpe de chile en polvo

Mezcal Mule flickr

Foto: Steve McClanahan, Flickr

Cócteles con cerveza

Siguiente parada: la cerveza. Es un elemento que nunca falta en la ecuación de una buena barbacoa entre amigos. Es refrescante, es una de las bebidas más consumidas del verano y es un excelente acompañante para la hora de la comida. Además, el boom que están experimentando las denominadas cervezas artesanales favorece la disponibilidad de diferentes tipos y estilos en el mercado con los que crear maridajes.

También empieza a ser tendencia el uso de esta bebida como un ingrediente más en coctelería.

Si en Nueva York la sangría empezó a despuntar como uno de los cócteles más trendy de los últimos años, al otro lado de Estados Unidos, en California, lo que se empezó a llevar eran los beergaritas, Margaritas coronados con cerveza aromatizada con limón (o cervezas alicatadas con tequila y limón) para acompañar en las fiestas sociales entre bandeja y bandeja de canapé.

Pero si buscas una opción más atractiva para tu barbacoa, una buena recomendación puede ser preparar un Tom Terrific: una combinación entre el clásico Tom Collins y la cerveza Pale Ale.

– 4,5 cl de ginebra
– 1,5 cl de licor de cereza
– 1,5 cl de zumo de limon
– 1,5 cl de simple syrup
– 6 cl de cerveza estilo Ipa

 

Spritzs y espumosos

Aperitivos, comidas… Resulta imposible hablar de maridajes sin hacer referencia a los cócteles con vinos dulces, otra de las tendencias que vienen pegando fuerte y que poco a poco va ganando terreno en las cartas de los restaurantes como acompañamiento de aperitivo antes de una comida o una cena.

Aunque las recetas de cócteles con vino empiezan a sonar con mayor frecuencia últimamente, lo cierto es que el recetario clásico no está exento de ellas. De hecho, los famosos sprtizs son buenos ejemplos de cócteles sencillos que pueden prepararse a la hora de sentarse a la mesa.

Un de estas recetas que forman parte de los clásicos inolvidables de hoy y de siempre es el Bellini, un trago de aperitivo que combina la mermelada dulce con el vino espumoso y del que pueden derivarse diferentes versiones adaptadas para disfrutar en una barbacoa. Tan sólo basta saber elegir la mermelada adecuada y el grado de sequedad del vino.

– 5 cl. de mermelada de cebolla dulce
– 10 cl. de vino prosecco

Ponches, cócteles con cerveza, clásicos versionados… La lista de posibilidades para disfrutar de un cóctel en una barbacoa es mucho más amplia y variada de lo que parece. Y es que, cuando se trata de encender la parrilla, hay vida más allá del vino y la cerveza.

Ismael Labrador

Ismael Labrador

Ismael Labrador, autor de No te Subas a la Barra, es periodista y barman.

2 Comentarios

  • Deacon 17 noviembre, 2016 - 1:47 pm Contestar

    Gee wilkelirs, that’s such a great post!

  • […] cócteles, esos compañeros siempre listos para cualquier ocasión. ¿Que tienes una barbacoa? Pues que no falte la buena bebida. ¿Que llega el verano? Aquí tienes seis combinados bien frescachones. ¿Que quieres fusionar […]

  • Deja tu comentario

    *

    Esta página web usa cookies para mejorar su navegación. Si continuas navegando entendemos que aceptas su uso. Mas información aquí.