YO, MI, ME, CONMIGO

0 28 septiembre, 2016 - Consejos
Foto: Thomas Hawk, Flickr

Esta no es una oda al onanismo ni mucho menos, esto es alzar la voz para que todos nos sacudamos los complejos, y si he dicho TODOS.

Desde una posición en la que he podido observar, degustar y sobre todo disfrutar muchos bares y bartenders  de este país, he llegado a una serie de conclusiones.

La primera: he notado cierto agarrotamiento en todo a lo que a la industria se refiere, un aparente miedo a ser distinto; lo que provoca un “corta y pega” contagioso tanto en cócteles, discursos de filosofía de bar, campañas, etc. Esto nos lleva de manera irremediable a convertirnos en un grano más de arena en un desierto.

¿No tenéis la sensación de ver el mismo cóctel repetido una y otra vez con distinto nombre? ¿No os cansáis de que un ingrediente de moda de repente aparezca en todas las barras? ¿No veis campañas de productos que fabricándose en la conchinchina nos venden el espíritu Mediterráneo?

Supongo que os estaréis riendo y no es para menos, aunque esta situación tan encorsetada tiene un “porqué”.

3n4a4127

No os dejéis abducir

El principal responsable de esta situación somos nosotros mismos, parecemos convencidos o abducidos por la idea de que lo que viene o vemos fuera de nuestras fronteras es mejor y que debemos seguirlo a pies juntillas, convirtiéndonos en un sucedáneo de coctelería en el que realmente no nos podemos dejar llevar, sino que debemos seguir ciertos estándares que nos marca internacional. La misma frase ya da miedo.

Con esto solo quiero provocaros una reflexión sobre el punto en el que os encontráis y si realmente estáis trabajando en la línea que habéis elegido o, por el contrario, os dejáis influenciar por tendencias que vienen marcadas por redes, concursos, etc.

La segunda (y seguramente más importante): la esencia de la hostelería de este país. Somos un país divertido. Así de simple y así de categórico.

Entiéndase divertido en la totalidad de la palabra y no os quedéis solo con el concepto de cachondeo barato. Teniendo como identidad gremial la característica más compleja, no entiendo cómo no la embotellamos y se la intentamos vender al resto del mundo.

photo-1469488865564-c2de10f69f96

Aprovechar el gracejo natural que nos caracteriza es una baza importante

Sintiéndolo mucho, ellos no lo tienen, y en eso somos únicos, especiales. Supongo que divertido es un término demasiado amplio como para dejar claro el mensaje. Cuando digo divertido, digo ameno, charlatán, amigable, servicial, cómplice, educado. Toda una serie de características que facilitan empatizar con el cliente y que entiendo que unos destaquen más en unas que en otras.

Todo este concepto nos tendría que aportar la seguridad necesaria para poder CREAR sin complejos y no ir en busca de ningún reconocimiento. Solo saber que si somos fieles a nosotros mismos, estos más tarde o más temprano llegarán, y si no llegan por lo menos habremos conseguido hacer llegar esa diversión a nuestros clientes. No conozco mejor premio.

Dejemos de luchar contra molinos de viento y creemos nuestro propio mundo, una fiesta a la que están todos invitados.

NOS VEMOS EN FIBAR!!!

juanficha

JUAN VALLS. Fundador y Director de Contenidos del Fibar y Bar Manager del Niño Perdido Bar.

2 Comentarios

  • Darnesha 17 noviembre, 2016 - 1:41 pm Contestar

    If only there were more cleevr people like you!

  • Deja tu comentario

    *

    Esta página web usa cookies para mejorar su navegación. Si continuas navegando entendemos que aceptas su uso. Mas información aquí.