El cine y sus bares

0 21 diciembre, 2016 - Curiosidades
Foto: Wookieepedia

25 de mayo de 1977, se estrena en Estados Unidos una película que cambiará la historia del cine: Star Wars. Un antes y un después.

George Lucas nos traslada a mundos que igual en un futuro inmediato formarán parte de nuestras vidas. Sirva de ejemplo algo tan cotidiano como acudir a beber un drink a un cocktail bar en plena sesión afterwork; Lucas mezcla humor y acción con destilados y licores singulares. La Cantina de Chalmun (bautizada con el nombre de su propietario), situada en el puerto de Mos Eisley del planeta Tatooine, es un salón estilo Far West donde los vaqueros son sustituidos por mutantes y donde está reservado el derecho de admisión a los androides (C3PO lo sufrirá en sus propias “carnes”). Su variopinta clientela formada por increíbles personajes destaca por una pésima reputación: traficantes de drogas y objetos variados, piratas, asesinos a sueldo y demás individuos fuera de la ley de las galaxias. Estos clientes se dedican a beber los cócteles creados por Wuher, singular barman con habilidades varias que oficia en una barra gastada por el uso y equipada con alta tecnología que le permite producir todo tipo de bebidas e ingredientes que uno se imagine. El barman puede incluso envenenar o llevar al éxtasis más alucinógeno a sus clientes con alguno de estos ingredientes utilizando para mezclar una batidora informatizada capaz de preparar más de 16.000 combinados distintos.

No estando prohibida la entrada de armas al local, los enfrentamientos y peleas son frecuentes en un ambiente caldeado por la actuación en directo de una banda única, Figrin D´an y los Nodos Modales, cuyas interpretaciones con toques de un jazz muy alegre, con clarinetes, saxofón y otros extraños instrumentos, animan y amansan a las “fieras” que lo frecuentan. La música compuesta por el mismo John Williams, autor de la banda sonora de la película, envuelve con ritmo y chispa todas las escenas. En este ambiente aparecen nuestros amigos Luke Skywalker y Obi-Wan Kenobi abriendo las puertas de la cantina en busca de algún piloto que les pueda transportar al planeta Alderaan. Allí encuentran a todo tipo de personajes: Takeel, Ponda Baba, Han Solo, Chewbacca y un largo etc. a cuál de ellos más exótico. Mientras Obi-Wan Kenobi negocia con Chewbacca, un inocente y joven Skywalker intenta pasar desapercibido sin conseguirlo ya que es volteado por un par de mutantes pendencieros que le acosan con ganas de bronca. Lo que no imaginan cuando uno de ellos apunta con su arma a Luke es que Obi, maestro Jedi, sacará su espada láser cortándole el brazo armado de un tajo. Tras este incidente sorprendentemente no sucede absolutamente nada, la banda sigue tocando mientras los clientes continúan bebiendo y fumando (quien lo diría hoy en día) como si no pasara nada. Al final de la secuencia hace aparición Han Solo para cerrar el trato y poder trasladarlos con su nave Halcón Milenario a Alderaan, planeta donde la paz y la belleza son ocupaciones comunes de sus habitantes, y el arte y el aprendizaje pasatiempo popular de un pueblo que trabaja con y por la tierra para preservar su estado natural.

Star Wars. Una forma de beber diferente.

Foto ficha

Javier de las Muelas. Javier de las Muelas, creador de uno de los mayores proyectos de coctelería, presente en tres continentes (América, Asia y Europa) en más de 20 establecimientos.

Javier de las Muelas, exitoso empresario y creador de tendencias, es considerado un referente en el mundo del cóctel.
Es propietario y gestor de restaurantes y coctelerías en Barcelona, Madrid, San Sebastián, Aiguablava, Palma de Mallorca, Arties, Bali, Singapore y Rio de Janeiro.

No hay comentarios

Esta página web usa cookies para mejorar su navegación. Si continuas navegando entendemos que aceptas su uso. Mas información aquí.