El Ron: profundamente caribeño, eternamente universal.

0 1 diciembre, 2014 - DESTILADOS Y LICORES, Ron

¿A quién le amarga un dulce? Eso debieron pensar los genios que, más allá de obtener azúcar de la caña de ídem que Cristóbal Colón introdujo en las Antillas en 1498, se les ocurrió fermentar la melaza (el líquido marrón que queda tras la extracción del azúcar) y destilarlo. Imaginamos que el primer resultado debió ser algo “fuertecillo”, porque le llamaron “kill-devil” (mata-diablo). Esa primera destilación era tan primitiva que el arzobispo inglés Thomas Tenison consideró ese brebaje como “un destructor de la naturaleza, un devastador de las fuerzas vitales y un enemigo de la reproducción”. No es de extrañar que con semejantes atributos se convirtiera en la bebida por excelencia de los piratas: un traguito de ese líquido les iba de perlas para vivir aceleradamente y no pensar demasiado en lo que hacían.

En realidad, no se conoce muy bien el origen de la palabra Ron. En inglés deriva de la acepción latina “rumpus” (roto) o de la palabra de Devonshire, Inglaterra “rumbullion”, que significa “un gran tumulto”. En las colonias francesas lo conocían como “guildive” (una variación afrancesada de Kill Devil) y también como tafia, un término africano o indígena. La palabra “Rum” aparece por primera vez en una mención oficial en 1661 en una orden emitida por el Gobernador General de Jamaica. Y con ésa se quedaron.

planta ron

Si nos paramos a pensar en el proceso que ha hecho el ron a lo largo de la historia, veremos que es un ejemplo magnífico de globalización y cruce de culturas: los árabes introdujeron la caña de azúcar desde Asia (norte de Bengala y China Meridional) en la costa mediterránea. Los colonizadores españoles la llevaron al Caribe y allí, dos siglos más tarde, los esclavos procedentes de África la cultivaron y los anglosajones en el siglo XVII la destilaron. Durante los siglos XVII y XVIII apareció en Europa a bordo de los navíos ingleses y fueron los hombres de mar quienes difundieron esta nueva bebida, que podemos considerar la primera del nuevo mundo. Así que cada vez que te tomes un mojito, piensa que unas cuantas civilizaciones, pueblos y culturas lo han hecho posible.

Sí, sí, pero… ¿qué es exactamente el ron?

Un tesoro como éste tenía que ser explorado a conciencia para obtener todas sus posibilidades. Es por eso que conocemos tantos tipos de ron diferentes. Pero no nos andemos por las ramas: vamos a analizar qué es exactamente el ron. Apunta:

El ron es un aguardiente que se elabora a partir de la caña de azúcar:

  • O bien directamente del jugo de la caña de azúcar debidamente prensada
  • O con jarabe concentrado del jugo de la caña de azúcar
  • O con la melaza (ese líquido viscoso, oscuro y de sabor dulce que queda como residuo de fabricación del azúcar)
  • O mezclando cualquiera de los anteriores.

Pero las variaciones van más allá del tipo de substancia de azúcar utilizado. Intervienen múltiples factores según la zona, el país, los ingredientes, las distintas destilaciones empleadas, la fermentación o el envejecimiento. Eso sí, pese a sus diferentes orígenes, colores y sabores, tiene una característica dulce en el paladar que lo hace especial e insustituible para una serie de cócteles que todos adoramos.

Así, las levaduras utilizadas para su fermentación pueden ser Naturales o Cultivadas (siempre en secreto, no en vano son lo que otorga el sabor característico de cada marca). Un ron ligero tendrá una fermentación de unas 12, 24 o 36 horas. Y hay rones cuya fermentación puede alargarse hasta los 12 días.

Curas, Columnas y Toneles. 

Fue el padre Labat, un religioso evangelizador en Guadalupe, quien inventó en 1667 el alambique; un sistema de destilación que perfeccionó notablemente este proceso para mejorar el ron fabricado en las Antillas. Aunque el alambique aún se usa hoy en según que rones artesanos, el proceso actual de destilación se realiza mediante columnas continuas, sin interrupción.

Por último, el ron se envejece en toneles de roble, y esto es lo que le dota de su tono acaramelado. El envejecimiento puede durar desde unos cuantos meses hasta 15 o incluso 25 años. Sea blanco o dorado, el ron se filtra antes de su embotellamiento para eliminar partículas no deseadas y mejora la pureza de su color.

Existen varios países productores de ron: Brasil, Colombia, Cuba, España, Estados Unidos, Filipinas, Haití, Jamaica, La Martinica, República Dominicana, Trinidad, Venezuela y Puerto Rico, de donde procede el ron Bacardí, procedente del traslado de la fábrica cubana.

Bacardí; el ron que lo empezó todo

En toda esta historia existe un nombre propio que cambió para siempre la manera de hacer el ron: Facundo Bacardí. Entre 1852 y 1862, este hijo de Sitges establecido en Cuba introdujo cuatro pasos innovadores en la producción del ron que fijaron los estándares de la manera de hacer ron en el mundo: control de la fermentación mediante aislamiento, repetición del proceso de  destilación para crear un ron más ligero y delicado, envejecimiento a propósito (y no sólo como medio de almacenaje) del ron en barriles de roble e introduciendo el carbón como método de purificar el ron.

maestro ronero

Tipos de Ron.

Blanco. El ron blanco es seco y ligero, con el color del que sale de la destilería. El ron blanco Bacardí Superior tiene notas de vainilla y almendra y una suavidad  única debido a la mezcla con carbón, lo que lo hace perfecto para clásicos como el Mojito, el Daiquiri, el Peach Rum, el Ron Collins o  el Cuba Libre o recetas modernas como el Knight Cup.

Rubio o Dorado. Al ser envejecido durante un tiempo, su sabor es más intenso gracias a la mayor cantidad de congéneres. El Ron Bacardí 8 años es profundo y meloso, con notas de pasas, nuez moscada y vainilla. Ideal para tomar solo o para elaborar joyitas como el Old Cuban o el Rum Old Fashioned.

CUBA_LIBRE_BK

El mundo del ron es apasionante y en constante evolución. Pero sin duda, donde más se puede valorar todo su potencial es en una coctelera. Es ahí donde los diversos siglos de historia se convierten en una nueva oportunidad de seducción. ¿Has pensado ya cómo?

7 Comentarios

  • […] 2 Jordi Baqués ama el ron por encima de (casi) todas las cosas. Su recomendación es crear un ponche con base de ron y algún […]

  • […] embargo, existen evidentes diferencias entre ron y cachaça. El más determinante es que la cachaça proviene de la fermentación y posterior […]

  • […] a las mil maravillas en repostería, es cierto que todavía nos resistimos a sustituirlos por ron. Puede que el respeto infinito a un brebaje de compleja elaboración y numerosos matices, que […]

  • […] también abrió una puerta a muchísimos logros de los que hoy disfrutamos: la popularización del ron en coctelería y el uso de los diferentes rones según los ingredientes, la invención de más de […]

  • […] verdad que todas me gustan mucho, el tequila lo encuentro energizante, el ron elegantísimo y quizás la ginebra es la que menos placer me produzca per se, aunque me encanta el […]

  • […] también abrió una puerta a muchísimos logros de los que hoy disfrutamos: la popularización del ron en coctelería y el uso de los diferentes rones según los ingredientes, la invención de más de […]

  • […] en las últimas dos décadas, llama a la puerta. Y, ojo, no nos referimos a cócteles de ron sino al ron como destilado, al ron de calidad para beber a sorbos. A medida que el paladar del consumidor madura, destilados más complejos […]

  • Deja tu comentario

    *

    Esta página web usa cookies para mejorar su navegación. Si continuas navegando entendemos que aceptas su uso. Mas información aquí.