Ya están aquí… Presentación de Compass Box, los whiskies para aventureros

Cuando oyes a alguien hablar con tanta pasión de lo que hace y de por qué lo hace, se te pasan las horas volando. Si encima, para entender mejor sus argumentos, vas catando siete whiskies a cuál mejor, comprenderéis el entusiasmo de esta crónica.
Seguramente habéis oído hablar de los whiskies Compass Box. Quizás incluso habréis probado alguno. Probablemente os suenan sus etiquetas de una exquisita modernez clásica. Pues bien, amigos y amigas, (espacio para ovaciones), el grupo Bacardi distribuirá en España a partir de ahora los whiskies Compass Box. Una gran noticia, ¿verdad?

Estas bellezas ya están aquí.
Estas bellezas ya están aquí.

Ayer el creador de Compass Box, John Glaser, estuvo en Barcelona para presentar su marca, su portfolio y, sobre todo, su contagioso amor por el whisky. La cita fue en el recién inaugurado bar de nuestra queridísima Adriana Chía, La Antigua Compañía de las Indias. (Inciso: estad atentos que en breve iremos a visitar el bar y a charlar con ella).
John Glaser es un hereje. No lo decimos nosotros, no; lo dice él. Bueno, en realidad se lo dijeron a él en Boston hace muchos años, y John se sintió encantado con la palabra. Y cuando probéis sus whiskies, sabréis por qué. Detrás de Compass Box hay toda una filosofía de innovar, romper las normas, ser incluso subversivo, saltarse la ley a la torera… pero todo con un sentido y un fin. Para entender el motivo de tanta disrrupción, debemos viajar en el tiempo y conocer la historia de Glaser.

John Glaser, alias "el hereje"
John Glaser, alias “el hereje”

John Glaser es un americano formado como enólogo que pasó al mundo del whisky trabajando para una gran compañía en Escocia. Tras varios años allí, llegó a la conclusión de que en realidad la mayoría de las compañías hacían y vendían whisky escocés de la misma forma. Como si no fuera posible evolucionar. Recuerda que ante los muchos “¿Por qués?” que él planteaba, las respuestas siempre eran iguales: “Siempre se ha hecho así” “Es como se hace…”. Pero John no estaba de acuerdo. Así que decidió montar su propia compañía.
Empezó en la cocina de su casa, hace 18 años. Hoy son una pequeña empresa con 15 trabajadores que se autodenominan “Whiskymakers”. No son destiladores, no son “blenders”, no. Es un concepto que va más allá. Él mismo lo define como “la necesidad de hacer las cosas aún mejor”.
Y para eso, como decíamos, hay que romper las normas. “No se trata de romperlas porque sí. Hay que hacerlo cuando éstas dejan de tener sentido”. Ante el encorsetamiento de la industria, John apostó por innovar, experimentar y arriesgarse. Y la cosa le ha salido de fábula.

Compass Box utiliza barricas híbridas para descubrir todo un nuevo mundo de aromas en el whisky.
Compass Box utiliza barricas híbridas para descubrir todo un nuevo mundo de aromas en el whisky.

Toda esta actitud no es una postura, es un compromiso hacia el consumidor, Para John, que ama el whisky por encima de todas las cosas, era casi una obligación hacer que llegara al máximo número de personas, sacarlo de su nicho. Hacerlo interesante para más gente.
Desde luego, si te gusta lo tradicional, este no es tu whisky. Glaser define los whiskies Compass Box como “Whiskies para aventureros”. Para aquellos que no les importe que se experimente con el tiempo de maduración; que se combinen dos tipos de barrica en una sola (barricas híbridas), que no vea la necesidad de reusar las barricas o de teñir el whisky… y un largo etcétera. “Se pueden crear nuevos rituales, nuevas formas de disfrutar del whisky. Romper las normas asentadas para dejar de hacer whiskies aburridos” ––comenta con decisión. Y, desde luego, aburridos no lo son.
De toda esta experimentación nacen verdaderas joyas como Hedonism, el que fue el primer whisky con blend sólo de grano, sin nada de single malt (hoy existen ya un montón); el Asyla, un blended con un porcentaje muy alto de malta (50%), afrutado, sexy y el favorito de Glaser; los Great King St., con un gran potencial para hacer cócteles o “blended malts” como Oak Cross, Spice Tree o The Peat Monster, éste último con whisky de Lafroaigh y un 1% de Spice Tree, uno de sus propios whiskies, en la mezcla. Por cierto, éste último es el que se recomienda para coronar el Penicillin, un cóctel que creó Sam Ross originariamente con Asyla de Compass Box.

Great King Street Artist's Blend y Glasgow Blend: los clásicos perdidos... y recuperados.
Great King Street Artist’s Blend y Glasgow Blend: los clásicos perdidos… y recuperados.

Éstas son sólo algunas de las pinceladas de la gama Compass Box que, a partir de ahora, estarán disponibles aquí; primero en Barcelona y poco a poco en el resto del estado español.
Sin duda, se nos ha abierto todo un mundo de posibilidades. Y es que, ¿quién no quiere ser un aventurero tras la barra?

Entradas relacionadas

¡ Comparte !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Warning: printf(): Argument number must be greater than zero in /usr/home/theshakerandthejigger.com/web/wp-content/themes/hive/content-single.php on line 91