Brand Ambassador: una profesión apasionante

Si tienes o trabajas en un bar, seguro que los conoces. Suelen aparecer con un portfolio, una sonrisa en la cara y algunos “truquillos” y consejos que siempre vienen bien detrás de la barra. ¿Son una especie a parte? ¿Unos rara avis?. En The Shaker and The Jigger hemos hablado con cinco apasionados de los destilados que trabajan como Brand Ambassadors y nos han explicado en qué consiste exactamente esta profesión. Toma nota porque el siguiente podrías ser tú.
El embajador.
Es la persona encargada de representar y defender una marca”. Así define su oficio el Brand Ambassador de Tequila Patrón en España, Rubén Ubric. “Nuestra función también es cuidar y mostrar la marca mediante eventos de tipo formativo, por ejemplo, además de mantener una buena relación con los clientes”, añade.

3N4A3795
Ximena Cervantes piensa que “los Brand Ambassadors deben ser naturales y adaptarse a los asistentes, porque no es lo mismo un público especializado que una audiencia amateur

Ximena Cervantes, embajadora de Bombay Gins y Benedictine para el sur de Europa, considera que, sobre todo, este trabajo consiste en ser “imagen y portavoz de una marca”. Para ello, es indispensable “construir y difundir esa imagen de manera real, veraz y positiva, pero siempre desde la honestidad. No puedes ser Brand Ambassador de una marca en la que no crees”.
Como embajadores de marca, creo que es vital que no solo nos centremos en las marcas sino también en dar formación y apoyo sobre conocimientos o cualquier otra necesidad”, puntualiza Natalia García, embajadora de Bacardi Rum y de Leblon Cachaça en el sur de Europa. “Tras pasar mucho tiempo detrás de la barra, lo que espero encontrar en los Brand Ambassadors es un apoyo extra en formación”, añade la que fue elegida Mejor Embajador de Marca 2015 en el V Congreso Internacional de Ron 2016.
3N4A7394
La gente siempre puede percibir si eres sincero y estás cómodo con lo que les estás contando, así que es necesario sentir al 100% lo que estás explicando“, nos cuenta Elena Delmagno

Elena Delmagno, Brand Ambassador de Martini también en el sur de Europa considera que una función clave de esta profesión es “transmitir los valores, la historia y el encanto que hay detrás de la empresa, y además desarrollar contenidos y herramientas para ayudar e inspirar a los bartenders”. Para Lucile Gargasson su trabajo como embajadora de St. Germain y Noilly Prat consiste fundamentalmente en “transmitir el amor, la pasión y la experiencia de la marca, lo que supone un verdadero honor y un orgullo para mí“.
Algunas claves.
Los Brand Ambassadors que hemos consultado coinciden en que representar a una marca de destilados no es necesariamente diferente que hacerlo para otro tipo de productos. Lucile Gargasson responde tajante a esta cuestión: “No, no hay diferencias significativas“. “Trabajar con destilados implica que muchas noches harás los mismos horarios que un bartender pero te levantarás a la misma hora que tus colegas de oficina”, apunta Natalia Rodriguez. Pero “la función es la misma”, nos indica Rubén Ubric.
3N4A6868
Rubén Ubric cree que entre las funciones de los embajadores de marca también se incluye la de “cuidar y mostrar la marca mediante eventos de tipo formativo

Una de las cuestiones más importantes para explicar y mostrar el producto es “creer y dar credibilidad a tu marca, para lo que debes realizar explicaciones adaptadas y utilizar siempre un lenguaje entendible”, explica Ubric. Ximena Cervantes considera además que los embajadores “debemos ser naturales y adaptarnos a los asistentes, porque no es lo mismo hablar de ginebra o whisky a un bartender profesional que a un aficionado en una tienda de licores”. Para Natalia Rodriguez es fundamental “saber hablar del producto y de la categoría con propiedad”.
En esto coincide también Elena Delmagno, porque “la gente siempre puede percibir si eres sincero y estás cómodo con lo que les estás contando, así que es necesario sentir al 100% lo que estás explicando. Necesitas estar llena de entusiasmo y pasión, verdadera pasión”. Lucile Gargasson no resta importancia a la imagen y afirma que “yo siempre trato de lucir lo mejor posible para representar la elegancia de mi marca“, aunque añade que “eso también se muestra a través de la información que proporciono y la forma en que lo hago“.
3N4A5578
Lucile Gargasson opina que para ser Brand Ambassador “conocer el mundo bartender definitivamente ayuda a comprender la industria, pero no es indispensable

Y aquí algo que seguro que much@s os estáis preguntando: ¿Es indispensable haber tenido contacto con el mundo barman?. “No es indispensable, pero ayuda muchísimo”, afirma Ximena Cervantes. Rubén Ubric coincide también en este punto: “Es una ayuda, sobre todo a la hora de empatizar con nuestros compañeros y clientes”. “No es indispensable, pero es una gran ayuda para entender a los bartenders y poder comunicarte mejor con ellos”, añade Natalia García.
En mi opinión, es muy importante tener esta experiencia como bartender, y también necesitas amar profundamente a bares y bartenders, porque son ellos los protagonistas de tu trabajo”, explica Delmagno, embajadora de Martini. La Brand Ambassador de St. Germain, Lucile Gargasson, considera que “conocer el mundo bartender definitivamente ayuda a comprender la industria, pero no es indispensable. Si eres apasionado y tienes interés, puedes integrarte fácilmente“.
natalia 2
Tras pasar mucho tiempo detrás de la barra, lo que espero encontrar en los Brand Ambassadors es un apoyo extra en formación”, explica Natalia García

Además, el oficio de Brand Ambassador es por aclamación popular de nuestros entrevistados, un trabajo que requiere una gran implicación personal. “No hay horarios, pasas noches sin dormir y vives pegado al teléfono con el pasaporte en el bolsillo. Pero merece la pena”, cuenta Ximena Cervantes. “Es una profesión que pide el 100% de ti”, confiesa Elena Delmagno. “La implicación es muy grande, puesto que la marca eres tú mismo”, afirma Rubén Ubric.
Todo depende de a dónde quieras llegar, como en cualquier trabajo. Si eres apasionado y exigente, puedes llegar a ser un 24×7, así que el truco está en el equilibrio”, explica Natalia García, a lo que Lucile Gargasson añade que “más que una profesión, ser Brand Ambassador es un modo de vida“.
Ser Brand Ambassador de destilados es, sin duda, una buena mezcla de pasión y muchas horas, además de una oportunidad para vivir experiencias excepcionales. Seguiremos hablando de ello.

Entradas relacionadas

¡ Comparte !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter