1952: Un viaje a la Argentina de los 50 desde Barcelona

Tú entras en Buenos Aires Grill, Barcelona, te metes una entraña o un bife entre pecho y espalda de una carne excelente directamente importada de Argentina, todo bien regado con un Malbec finísimo y piensas… ahora me tomaría un cóctel.  O puede que no pienses eso, pero da igual, porque vas a poder hacerlo. “Ah, bueno, un restaurante que hace cócteles, vaya novedad” ––estarás pensando. Nien. No es un restaurante que hace cócteles. Es un restaurante con un Speak Easy escondido tras las vitrinas en las que cuelgan las reses.

Todo empieza así

La historia es la siguiente. El restaurante argentino Buenos Aires Grill lleva cinco años en el Eixample barcelonés haciendo las delicias de extranjeros, locales y argentinos que añoran los cortes de carne importada de su país a la brasa. Pero ahora, cuando acabas, muy amablemente te invitan a descubrir una sorpresa muy bien guardada: el 1952.

Sorpresas escondidas en restaurantes de carne.

Inspirado en esa década, el 1952 se llama así por varios motivos, como nos explica su Bar Manager, Fernando Fastuca: “Fue el año de la prohibición temporal de exportar carne en Argentina. Así que aquí jugamos a eso, al ser un restaurante de carne, lo vemos planteamos como que el 1952 es el último bastión que queda de los mataderos de entonces. También fue el año en que murió Eva Duarte de Perón”. 

El bar es un pequeño y acogedor espacio donde dan ganas de entrar vestida de pin up. Allí viajas en el tiempo a los años  argentinos de vacas flacas pero gran inventiva:  no faltara el Fernet, el recuerdo de Evita o incluso el tango: “Hay show en vivo de tango y baile ––nos explica Fastuca––. Incluso cuando para la música, los bailarines se ofrecen para enseñar a bailar el tango a los clientes”.

Hay show en vivo y hasta puedes aprender a bailar el tango

La carta que Fernando Fastuca ha creado para 1952 se basa en que casi todos los cócteles tienen un toque argentino, ya sea una ingrediente o una reinterpretación de algo típicamente de allí. Por ejemplo, el famoso postre don Pedro argentino (whisky, helado de vainilla y nueces) está reelaborado por Fastuca con espuma de vainilla,  pastel de manzana, almendra caramelizada y servido en bombilla de mate. También en bombilla de mate se presenta el Bloody Mate, hecho con infusión de esa hierba.  “El secreto de Pochoclo” toma su nombre de la película ganadora de un oscar  “El secreto de tus ojos”,  y lleva sirope de palomitas de maíz, lima y cola. También encontrarás “twists” a la argentina de otros clásicos imperecederos como el Porcogroni; vermut infusionado con pata negra,  así como cócteles cien por cien de autor como El Pacto, con el que Fastuca ganó el Patrón Perfectionist 2017. Y si eso no fuera suficiente, cuentan con un rinconcito vermutero que hará las delicias de los amantes de Martini.

“El secreto de pochoclo” es un cóctel con palomitas de maíz.

De momento, 1952 no ha hecho inauguración oficial, pero ya está en marcha. Los principales clientes son la gente que visita el restaurante. Tras la cena, se les invita a conocer el secreto tras la cámara de las reses. Una vez lo conocen, se les hace socios y pueden volver siempre que pidan “ir al matadero a ver a Fernando”. Ahora que te hemos contado el secreto, no te lo pienses dos veces: existe una puerta secreta que te lleva al  Buenos Aires de los cincuenta vía calle Valencia, en Barcelona. ¿Estás preparado para teletransportarte?


1952: Se accede por Buenos Aires Grill Restaurant
c/ Valencia 189
Barcelona
Horario: de 9 a 2pm, de jueves a domingo. Próximamente abierto a diario.
 

 

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Entradas relacionadas

¡ Comparte !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter