Bloody Mary: seguro que te gusta

1 24 junio, 2016 - LUGARES

Seguro que te gusta, aunque no te guste. Y seguro que te gusta el local donde harán que el Bloody Mary te guste. No, no es un galimatías, Bloody Mary también es el local que desde febrero de 2015 está llevando el Bloody Mary a otro nivel en Barcelona.

bloodymary_0078

El Bloody Mary forma parte de la tendencia de varios locales de Barcelona de llevar el cóctel hacia el territorio del ocio nocturno y aligerar el “elitismo” que algunos ven en las coctelerías

Pero antes, aclaremos una cosa: en Bloody Mary no sólo hacen Bloody Marys. Eso sí, la primera hoja de la carta está dedicada al cóctel al que se le atribuye poder anti-resaca. La gracia de los Bloody Marys de este local es que versionan un clásico de formas muy diferentes y muy “curradas”. El artífice es el sardo Alessandro Pasquinucci, ex barman en Old Fashioned, que ha creado el local junto a uno de los dueños del Old Fashioned como socio capitalista. Así, puedes encontrar un Bloody Mary trufado (delicioso y el más vendido), uno picante con mezcal y habanero o uno con sake y wasabi entre muchos otros. Los cócteles de autor no se quedan atrás, se nota la querencia de Pasquinucci por la gastronomía y por reinterpretar los clásicos, como su Dry Mary, que lleva agua de tomate. Si lo tuyo es no salir de los imprescindibles, non ti preocupare, que Alessandro o el barman Abel Rubio te harán el cóctel clásico que quieras.

bloodymary_0039

En su carta, el Bloody Mary ofrece versiones muy diferentes y originales del mítico cóctel que da nombre al local, todas ellas creación del co-fundador y barman Alessandro Pasquinucci

Bloody Mary, como ya vimos con el Bar Paradiso, se suma a la tendencia barcelonesa de llevar el cóctel a un territorio de ocio nocturno. Situado en el barrio de Gràcia, cerca del Old Fashioned y del Bobby Gin, (barrio famoso por su amor a la cerveza y a las fiestas callejeras), Bloody Mary pone su granito de arena para que los cócteles sean una opción más en las alternativas nocturnas y quitarle la carga elitista que algunas personas le achacan. Y como diría el Quijote, a fe mía que lo están consiguiendo: en su nueva carta de hace tres meses, el cóctel ya supera al gin tonic en un 60-40%.

O sea, que el zumo de tomate gana al pepino. ¡Yihaaa!

No hay comentarios

Deja tu comentario

*

Esta página web usa cookies para mejorar su navegación. Si continuas navegando entendemos que aceptas su uso. Mas información aquí.