Bodega El Pimpi: coctelería (y más) en el corazón de Málaga

1 11 noviembre, 2016 - LUGARES

Con más de 300 días de sol al año y una temperatura media que ronda los 20º centígrados, beber es una cuestión inevitable en Málaga. Y la coctelería, también. Por eso, la bodega El Pimpi, situada en pleno centro histórico de la ciudad, es una parada obligada.

Jose Berbel, conocido como Meli, es bartender en este establecimiento malagueño con una larga trayectoria. “Todo comenzó con una pequeña barra de coctelería donde preparábamos algunos clásicos —nos cuenta—, pero con el aumento de la demanda, decidimos formar al personal y ampliar la oferta gastronómica de El Pimpi con una coctelería verdaderamente profesional. Así es como nace La Sole del Pimpi”.

mojito-pimpi

El Mojito Pimpi es una de las creaciones del equipo de este local malagueño

La Sole es donde Meli y sus compañeros elaboran “una selecta coctelería para maridar con la exquisita gastronomía del restaurante”, explica a The Shaker. “La oferta es amplia, desde clásicos hasta combinados tiki, pasando por creaciones propias como el Mojito Pimpi a base de nuestro Moscatel Ibera”, continúa.

El Pimpi, que Meli define como un “emblema de la ciudad”, conserva un ambiente muy tradicional, con paredes donde cuelgan botas de crianza y antiguos carteles de feria. Este local tiene un público principalmente malagueño, “aunque se transforma según va pasando el día”, y ofrece “una mezcla entre lo castizo y lo moderno. No dejamos de innovar, tanto en gastronomía como en coctelería”, añade Berbel.

candy-sour

Este Candy Sour quiere ser bebido, no lo dudes

Además de la carta que está disponible durante todo el año, esta bodega cuenta con otras ofertas pensadas para el invierno y para el verano: “con el frío, sugerimos una mayor graduación y un consumo más calmado, y en verano damos más importancia a combinados mas refrescantes y ligeros”, nos dice el bartender, aunque confiesa que “con el clima del que gozamos en Málaga, lo que más piden nuestros clientes son cócteles más frescos”.

Sobre la profesión de bartender y sus recovecos, Meli nos cuenta que su preferida es la coctelería clásica: “Es la que más disfruto al trabajar, además de que sin una buena base de clásicos, es imposible avanzar”, afirma. “Pero también me encanta la parte de este trabajo que casi nunca se ve pero que marca la diferencia y hace tuyo cada uno de los cócteles que preparas, como la preparación de siropes, de bitters, un alcohol macerado…”, añade.

Encantado de conocerte, Pimpi.

No hay comentarios

Deja tu comentario

*

Esta página web usa cookies para mejorar su navegación. Si continuas navegando entendemos que aceptas su uso. Mas información aquí.