El ponche tiene ‘punch’

1 18 octubre, 2016 - LUGARES

¿Ponche? ¿Una bebida que los profesores de los estudiantes norteamericanos servían a cucharones en los bailes de final de curso? Señoras, caballeros… Olvídense de recuerdos que no les hacen ningún bien y tomen nota de lo último en coctelería en Barcelona. El ponche, sí, “bebida que proviene de la palabra sánscrita ‘punch’, que significa ‘cinco’ en referencia a la cantidad de ingredientes básicos en su origen: licor, azúcar, jugo de limón, agua y especias”. Ésta es la definición que presentan a la clientela los hermanos Iglesias (Rías de Galicia, Casa de Tapes Cañota, Espai Kru y Bobo Pulpín) en Bellavista del Jardín del Norte, el restaurante que les une a la familia Messi y a tierras suramericanas. ¿Una apuesta particular? Totalmente. “Para nosotros, la apuesta por el ponche implica una forma de entender su disfrute, es la celebración del compartir”. Y es que, si algo potencian en este establecimiento es el intercambio, de platos y de culturas. No hay más que entrar, verlo y leer la carta, un cruce de caminos gastronómicos que recoge recetas célebres de otros restaurantes del Grup Iglesias y pone el acento en recetas de otras culturas como la argentina, la japonesa, la italiana o la india.

bloody-mary_cocteles-clasicos

Este Bloody Mary que preparan en Bellavista del Jardín del Norte no es un ponche, claro. Pero como está tan bueno, os hemos puesto una bonita foto.

La Ponchería de Bellavista

Tocadiscos, juegos de mesa, televisores, reservados, club social… El restaurante abrió sus puertas el pasado mes de julio con la intención de potenciar las sobremesas. ¿Qué faltaba? Una oferta de combinados que no desentonase en este gran pueblo que cuenta con colmado, quiosco, barbería, floristería, fuente e incluso una iglesia, “donde consagramos las bebidas” antes de ser repartidas. Insisten. Insisto con ellos después de probarlos. Las propuestas de La Ponchería —el nombre con el que han bautizado la carta de cócteles— no se ajustan a la imagen que quizás retienes en tu cabeza, “más bien responden al diálogo propio de la coctelería creativa entre forma e ingredientes, así como al momento escogido para ser degustados”.

_96a4584

“Cariño, vamos a tomar un ponche”

Y tú, ¿a qué hora bebes?

‘La hora del vermut’, ‘Picnic’, ‘Mate in a punch’, ‘La hora del café’ y ‘Richelieu’. Hete aquí los cinco ponches que —de momento— ofertan junto a algunos cócteles clásicos y una vastísima oferta de licores. “Son cócteles modernos, creativos, diferentes, a los que siempre añadimos un toque verde, floral”, explica el bartender del local, Marcio Triverio. Y los llevan de la barra a la mesa dónde los presentan de manera singular sin perder la coherencia estética. La hora del vermut es un aperitivo “parecido al Negroni. Fresco, suave e ideal para el picoteo”, lo elaboran con ginebra, vermut rojo, vermut seco, Aperol, Campari, zumo de pomelo y agua tónica, y lo sirven en un vaso tipo Martini con una piparra verde, un twist de naranja y una hoja de salvia. Bueno. Muy bueno.

marcio-triverio2

Mate in a punch es el preferido de su papá, Marcio Triverio. ¡Colofón!

El segundo ponche, ‘Picnic’, es una “ovación de sabores que entra a cualquier hora”, asegura el experto. “Primero preparamos el sirope (vainilla, eneldo y semillas de cardamomo) que dejamos macerar 4 días, lo que le dota de personalidad al cóctel. Pasado este tiempo mezclamos con ginebra, zumo de lima y ginger ale para equilibrar los cítricos”, resume. Sorprendente. Llega el momento del Mate in a punch, el “niño mimado” de este coctelero argentino. “Me costó mucho encontrar el equilibrio del sirope (hierba mate y licor de dulce de leche) pero lo he conseguido”, cuenta con orgullo por esa copa-guiño a su tierra. La redondea con vodka y zumo de lima y la presenta en un típico mate argentino con su bombilla de alpaca “desmontable para su limpieza” y un ramillete de pequeñas flores blancas. Es éste el cóctel perfecto para acabar el almuerzo o la cena, algún día, quizás, en el espectacular jardín ‘del norte’. Y es que algunos soñamos con un vergel urbano que pueda servir de escape tras una jornada cualquiera o de escenario verde de un baile de fin de curso, de una Fiesta Mayor o de un homenaje al ponche.

Bellavista del Jardín del Norte

Enric Granados, 86. Barcelona. Tel. 938 562 949.

Horarios: de lunes a jueves, de 9 a 23.30h; viernes, de 9 a 2h; sábados de 10 a 2h. y domingos, de 10 a 23.30h. Aconsejable reservar.

Precio ponches: a partir de 7,5€ (30€ / 4 personas)
Precio cócteles clásicos: entre 8 y 9€
Precio medio carta: 40€

carme_gasull

Carme Gasull

Se inició como periodista en la radio y con el gastrónomo Jordi Estadella en las cosas del comer. Hoy, modera ponencias y demostraciones culinarias en ferias y congresos, colabora en el programa Àrtic de BTV y comparte experiencias en su blog Entaulats. Actualmente, es la comisaria técnica del proyecto ‘Catalunya Regió Europea de la Gastronomía 2016’. Comer, beber, vivir. www.carmegasull.com

1 Comentario

  • Sherlyn 30 marzo, 2017 - 11:43 am Contestar

    Coffee and a new book, the ultimate cooianbtimn. This morning I was torn between reading or going on the computer while I had my coffee – obviously I chose the computer. Part of the reason a coffee is so nice is the fact that you stop and relax while enjoying it. You can’t be running around doing washing, cleaning etc. It’s a nice little break from the world.

  • Deja tu comentario

    *

    Esta página web usa cookies para mejorar su navegación. Si continuas navegando entendemos que aceptas su uso. Mas información aquí.