by Angélica Guzmán Miralles

Que todo nos entra por los ojos es innegable y más si se trata de algo que hay que llevarse a la boca. Las cosas cuanto más atractivas más apetecibles y los cócteles no iban a ser menos. De hecho, si son bonitos nos saben incluso mejor. Si cuidas el aspecto de tu local ¿por qué no hacer lo propio con las bebidas?