Cócteles extremos: tu hígado no podrá con estos Bloody Mary

Unos días atrás, investigando en el mar de hashtags de Instagram, nos dio en The Shaker & The Jigger por buscar #bloodymary. De repente, entre muchos Bloody Mary cuquis, vimos esta imagen y no podíamos no hacer nada al respecto:

Camarero… Hay bacon en mi copa

Diijimos “buf… vaya garnish más… buf ¿no?”. Sigamos investigando. Y aparece esto:

Bloody Mary mar y montaña

Uno se queda poco menos que anonadado (flipando en colores, vaya). ¿Por qué querría alguien poner bacon, chorizo, salchichas y gambas como garnish de un Bloody Mary?

Pero es que eso no es todo. Cuanto más investigas, más aumenta la grasaza. Y el bacon, el chorizo, las salchichas y las gambas se quedan en un nimio garnish casi saludable. Mientras las ves solo puedes pensar “Is this real life? Or is just fantasy?” ¿Se estará retorciendo en su tumba Fernand Pietot, quien se atribuía la creación de este trago? ¿Mandaría María la Sanguinaria a esta gente a la hoguera?

Bloody Mary o cómo Mary murió de arteriosclerosis
Desayuno, comida, merienda y cena
Esta versión healthy podría ser un cuadro de Dalí perfectamente

Hay tantas imágenes de estos Bloody Mary pseudo comidas completas que nos hace pensar ¿somos las únicas que no nos hemos enterado de la existencia este mundo bloodymariano? Al parecer no es común de este lado del mundo pero allá por el norte de las Américas no se echan las manos a la cabeza con estos “Extreme Bloody Mary”. Incluso existen locales dedicados exclusivamente a ellos. En este artículo, explican cómo en Sobelman’s Pub and Grill (Milwaukee, EEUU) empezaron con un garnish de un par de encurtidos y acabaron con… ¡un pollo frito entero!

Igual se te ha ido un poco de las manos, ¿no?

¿Habrá más cócteles extremos por ahí? Tendremos que seguir investigando…

¡Salud! O igual no…

Entradas relacionadas

¡ Comparte !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter