Diez snacks originales para acompañar tus cócteles

by Laura Conde

Las patatas chips de bolsa, los socorridos cacahuetes e incluso los clásicos mix de frutos secos han pasado a mejor vida en el universo de los snacks. En los últimos tiempos se han puesto de moda diversos picoteos originales, algunos no sólo deliciosos, sino también saludables y bajos en calorías, perfectos para acompañar nuestros cócteles y para amenizar nuestras tertulias. Aquí van diez.

1- Bolas de wasabi. Aptas únicamente para amantes de las emociones fuertes, estas aparentemente inofensivas bolas de wasabi que nos recuerdan a un guisante son una bomba de relojería, sólo para paladares que no temen a nada. Porque las bolas de wasabi, claro, pican. Y pican bastante, para qué negarlo, pero una vez hayamos superado el shock inicial se despertarán todos nuestros sentidos y saborearemos aún más y mejor el cóctel que tenemos delante. Y querremos más.

Bolas de wasabi, o guisantes de wasabi, o cacahuetes de wasabi.
Bolas de wasabi, o guisantes de wasabi, o cacahuetes de wasabi.

2- Chips de yuca. O de jamón, de trufa, de cebolla, de albahaca, de zanahoria o incluso, para los más atrevidos, de mojito. Más allá de las todopoderosas patatas chips, generalmente de bolsa, que han reinado a lo largo de los años en cualquier aperitivo coctelero, ahora hallamos algunas alternativas de diversos sabores que toman el relevo y demuestran que en materia de chips aún queda mucho por escribir. Las de yuca, un tubérculo de origen americano de sabor suave y con múltiples propiedades nutricionales, son una gran opción para empezar a introducirnos en el mundo de las chips originales.

Vivan los chips, más allá de las patatas.
Vivan los chips, más allá de las patatas.

3- Chips de kale. El kale es la última moda en las cocinas más fashion del mundo, pues esta col japonesa de delicado sabor funciona la mar de bien en numerosos platos, como guisos o incluso ensaladas. En su versión chip son una delicia. Simplemente hay que colocar las hojas de kale separadas en una bandeja, recubrirlas con un chorrito de aceite de oliva, hornear durante diez minutos y ya lo tendremos: un snack crujiente, muy sabroso y bajo en calorías que va a suponer, además, una inyección de vitaminas.

kale = col japonesa
kale = col japonesa

4- Nueces de Macadamia. La versión sofisticada del típico bol con frutos secos son estas nueces de Macadamia, un fruto seco gourmet por definición, que se caracteriza por su sabor ligeramente dulce y fresco y por su textura suave. Tienden a estropearse, así que es conveniente comprar siempre la cantidad justa que vayamos a consumir.

Nueces de macadamia, snack gourmet
Nueces de macadamia, snack gourmet

5- Crema de gin-tonic. Los amantes de este brebaje pueden tenerlo también en forma de crema, una especie de delicada mermelada transparente, perfecta para untar en una tostadita, que comercializan ya diversas empresas en España. Si la cosa va de cócteles… ¿por qué no tenerlos también en versión sólida?

El gin tónic que se come.
El gin tónic que se come.

6- Edamame. Si hay algo que nunca falla en materia de picoteo es el edamame, un snack perfecto por su versatilidad, que podemos combinar tanto con un Dry Martini como con un San Francisco. El edamame no es más que la vaina de soja aún inmadura, hervida con agua y servida enteras. Tiene un gusto dulzón y una textura muy agradable, tirando a mantecosa, y puede servirse únicamente acompañado de sal o, si se prefiere, con alguna salsa al gusto.

A la rica haba de soja.
A la rica haba de soja.

7- Snacks de verduras. Perfectos para todos aquellos que estén a dieta, o para ese aperitivo de media tarde en que nos apetece un cóctel con algo de picar pero no queremos llenarnos demasiado porque nos espera una cena contundente. Nada como unos snacks de verduras (zanahoria, calabacín, pimiento, tomates…) que, si se desea, pueden acompañarse de un poco de hummus o de la típica salsa árabe de yogur.

Snack sano.
Snack sano.

8- Chips de frutas deshidratadas. Están muy de moda, y las sirven ya como picoteo mientras esperamos que nos lleguen los platos en numerosos restaurantes. No son más que chips de frutas deshidratadas que podemos preparar en casa o, si no nos apetece meternos en la cocina, adquirir en alguna tienda de productos gourmet.

Fruta en versión creck-creck.
Fruta en versión creck-creck.

9- Plátano frito. El resultado de freír con abundante aceite de girasol un plántano en rodajas puede ser un buen snack para acompañar el cóctel que nos estemos tomando. ¿Ventajas? Es fácil de hacer, original y, generalmente, gusta a todo el mundo. ¿Y los inconvenientes? Es un snack muy calórico, y generalmente cuando empezamos con él el cuerpo nos va pidiendo más y más.

¡Ojo, que es adictivo!
¡Ojo, que es adictivo!

10- Wonton. Es el más elaborado de todos los snacks que proponemos, pues son una especie de pequeñas empanadillas rellenas muy comunes en China, en líneas generales, de cerdo, aunque también los encontramos de verduras u otros ingredientes. De hecho, wonton significa en cantonés “nubes rebosantes”, en alusión a la voluptuosidad de este pequeño snack que puede consumirse al horno, al vapor o frito que va a despertar todos nuestros sentidos.

Nubes chinas.
Nubes chinas.

 

LAURA CONDE
LAURA CONDE

Periodista y cofundadora del portal GASTRONOMISTAS. Escribe y habla sobre gastronomía, coctelería, estilo de vida y tendencias en diversos medios de comunicación.

Entradas relacionadas

¡ Comparte !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter