Dime qué cóctel tomas y te diré cómo eres. Un estudio nada riguroso.

Permitidnos ser un poco maliciosos. Hoy nos ha dado por establecer un sistema de identificación según el cóctel que pide una persona. Se trata de un estudio 0% riguroso, 0% científico, 0% antropológico y 100% patillero. Pero aún así… ¿no creéis que existe un patrón según los arquetipos humanos? Quizás sí. ¡Ahí va el nuestro!

  • Chica sofisticada, adinerada, en la treintena. Lleva ropa de firma y sigue las tendencias. Suele venir con un grupo de amigas o con compañeros de trabajo. Invariablemente pide un Cosmopolitan: al llevar zumo de arándanos creen que se cuida más. Y por supuesto, es el cóctel que siempre piden las chicas de Sexo en Nueva York…

ESTEREOTIPO1

  • Mujer con ropa apretada, labios rojos, tacones altos algo demodés, pelo teñido o encrespado. Viene sola pero tiene como objetivo irse de allí acompañada. Candidata ideal a tomarse un Sex on the Beach. Como su nombre indica, es un cóctel deshinibido.
  • Tipo con ínfulas de intelectual, un poco aburrido. Que no te quepa duda: pedirá un Dry Martini y se comerá la aceituna con la misma intensidad con la que lee a Shakespeare.

ESTEREOTIPO4

  • Hombre gris que llega solo. Viste traje clasicón y suele cargar un maletín de piel marrón o negra. La vida le pesa. Indudablemente pedirá un Daiquiri: es un cóctel tan veraniego que lo pide porque necesita seriamente unas vacaciones o, simplemente, darle un toque exótico a su vida.
  • Hombre clásico, tanto que a veces lleva gabardina y sombrero. Tal y como su aspecto muestra, pedirá un Old Fashioned, elaborado a base de bourbon. El tipo no entiende de modas pero sí de elegancia atemporal. Vamos, que es un Don Drapper del siglo XXI.

ESTEREOTIPO3

  • Hombre pijo por antonomasia, es decir, el que antes vestía polo y ahora se ha reciclado en camisa elegante y algún toque moderno (gafas, jersey de trenzas, americana atrevida…). Pues es carne de cañón del Gin Tonic, que hace ya años que se ha convertido en la bebida trendy.
  • Chaval en edad legal límite con ganas de comerse el mundo y que le crezca el pelo en el pecho: pedirá absenta para hacerse el machote pero lo único que conseguirá es saciar su sed de glucosa y pensárselo dos veces la próxima vez.
  • El tipo desesperado a la caza de ligue con raya de pelo lateral en un intento vano de disimular calvicie: pedirá un Mojito porque cree que viene de “hoy mojo”:

ESTEREOTIPO2
En fin, como veis, el mundo de la coctelería también despierta la imaginación más elemental. ¿Crees que nos hemos dejado algún arquetipo digno de mención? Explica, explica…

Entradas relacionadas

¡ Comparte !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Warning: printf(): Argument number must be greater than zero in /usr/home/theshakerandthejigger.com/web/wp-content/themes/hive/content-single.php on line 91