¿Cuál fue el factor determinante del triunfo de Le Latin?

Seguramente ya sabéis que el francés Frank Dedieu fue el ganador de la Bacardí Legacy Global Cocktail Competition. Pero quizás no sabéis el porqué. A fin de cuentas, la suya no era la única gran copa en el concurso este año: los 34 candidatos habían creado cócteles fantásticos, de lo contrario no hubieran estado en la final en Sydney. Todos se ciñeron a las normas fundamentales del concurso: crear una futura bebida Legacy usando no más de seis ingredientes, uno de los cuales tenía que ser el protagonista, ya fuera Bacardí Carta Blanca o por primera vez en el concurso, Bacardí Carta Oro.

Otra condición del concurso, año tras año, es que la bebida se pueda replicar fácilmente en cualquier barra del mundo. Eso implica que no sea demasiado exótica o demasiado complicada, pero al mismo tiempo que sea suficientemente interesante como para gustar a todos los paladares. No es una tarea fácil, sobre todo porque la inspiración detrás del cóctel también juega un papel fundamental en el resultado global.

Le Latin, el cóctel de Frank, encajaba a la perfección. Una mezcla muy cuidada de Bacardí Carta Blanca, vino blanco, zumo de limón y caña de azúcar y con un ingrediente mágico: salmuera de oliva. Un trago que se atreve a ser diferente, pero al mismo tiempo, con ingredientes fáciles de obtener en todo el mundo, sencillo de hacer. Exactamente como debe ser un cóctel Legacy.

Le Latin_bacardi_legacy
Así es un cóctel Legacy

Conocido ya como el ‘Dirty Daiquiri, su perfecta presentación y la historia que hay  tras la bebida también triunfaron. “Mi cóctel Legacy reúne el trabajo de dos familias:  la familia Bacardí que vino de Cataluña, donde Facundo Bacardí era un comerciante de vinos; y mi propia familia que vienen de la región entre Montpellier y Marsella, una zona con una fuerte cultura latina, donde los viñedos de mi familia han madurado durante muchos años y donde Don Facundo Bacardí solía vender vino”.

¿Cuál fue el factor determinante que inclinó la balanza? “Fue una final muy ajustada entre los tres primeros, pero Frank presentaba el paquete completo”, declaró Ago Perrone, uno de los jueces de la final. Steve Schneider, otro de los jueces, estuvo de acuerdo. “Su bebida s innovadora e inspiradora apero también replicable. Estamos seguros que su cóctel resistirá el paso del tiempo”.

Coincidimos con ellos. Atent@s a Le Latin (o a un Dirty Daquiri) próximamente en vuestras cartas de cócteles.

Entradas relacionadas

¡ Comparte !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter