La ruta de la seda cóctel a cóctel

1 9 diciembre, 2015 - ÚLTIMAS NOTICIAS

Durante siglos, la Ruta de la Seda fue transitada por comerciantes que viajaban de Japón y China hasta la orilla oriental del Mediterráneo cargados del preciado textil.

Estamos hablando de tiempos épicos, en los que viajar no era como hoy. Vamos, que los temerarios que se aventuraban a cruzarse la placa euroasiática se exponían a algo más que a correr con la tarjeta de embarque en la boca mientras cantan su nombre por la megafonía del aeropuerto.

En esta ruta mágica se han inspirado Francesc Bretau y Francesc Galera para incorporar a la carta de Slow nada más y nada menos que 23 cócteles.

Los cócteles incluyen licores infusionados en frío y caliente, siropes home-made, aires y espumas. También licores de los países por los que discurría la famosa ruta. La elaboración completamente artesanal de algunos ingredientes contrasta con el uso de técnicas rotundamente modernas como el enfriamiento con nitrógeno líquido, o el hielo seco. La carta en sí también rememora la Ruta de la Seda y trata de parecer un cuaderno de viaje.

Representando a Persia, tendrán el Jiini, un cóctel de ginebra, zumos de piña, manzana verde, naranja natural, coco y lima. Kali, que toma el nombre de la diosa hindú de la muerte, lleva vodka infusionado en mano de Buddha, sirope de lemon grass, zumo de naranja natural, tónica, albahaca y otras especias. El cóctel ‘japonés’ se llama Sadō e incluye whisky japonés, sake y té verde. Encabezando estas líneas se puede ver el cóctel Sahara, de whisky infusionado en ras el hanout, té negro, mermelada de higos, sirope de almendras tostadas, anís verde y espuma de aceite de argán.

Estarán disponibles a partir del 17 de diciembre.

1 Comentario

  • Sunny 17 noviembre, 2016 - 2:18 pm Contestar

    I can already tell that’s gonna be super heufllp.

  • Deja tu comentario

    *

    Esta página web usa cookies para mejorar su navegación. Si continuas navegando entendemos que aceptas su uso. Mas información aquí.