by Cira López

¿Sabéis esa canción de Astrud que dice que “hay un hombre en España que lo hace todo”? Pues podríamos afirmar que, en cuestión de tiki, hay un hombre en España que lo sabe todo. Su nombre es Oriol Elías, aunque es de recibo aclarar que lo sabe todo gracias a otros dos eruditos del tema, Iván Castro y Miguel Escobedo.

by François Monti

Durante años, el historiador David Wondrich consideró que El Presidente no era un buen cóctel.  Pero un día, se dio cuenta de que en sus orígenes, el trago no se preparaba con vermut seco sino con vermut blanco dulce. Así, sí se convertía en una gran bebida. Pero a veces no es tan fácil como cambiar un ingrediente por otro. Porque en muchos casos el propio producto ya no es el mismo de antes.

12

by Ismael Labrador

A veces es fruto de la casualidad. En otras ocasiones se trata del resultado de años de trabajo, investigaciones y experimentos. Y en otros momentos es simplemente una cuestión de modas que llegan y se van. El caso es que en la coctelería, como sucede en cualquier otra actividad, las cosas no siempre han sido como las conocemos ahora. Y no siempre serán iguales.

19

by Ismael Labrador

¿Qué tienen en común Charles Darwin y cualquier bartender? Antes de responder, es preciso aclarar que no, que este artículo no va de lo que Darwin pudiera beber a bordo del Beagle durante su fantástico viaje de casi cinco años alrededor del mundo. Pero sí está relacionado con algunos cócteles que ya se bebían en su época y con otros aún anteriores.

19

by Mar Calpena

Aunque a algún que otro bartender de la vieja escuela le guste sentenciar que el último cóctel clásico en aparecer fue el Cosmopolitan, lo cierto es que hay un selecto club de bebidas que se han ido haciendo un lugar en barras de todo el mundo, y que se han convertido en la nueva generación de Dry Martinis y Sidecares. Una de ellas, el Gin Basil Smash, celebró ayer su día internacional.

21

by Ismael Labrador

Ansío que las mujeres tengan cada vez más protagonismo detrás de la barra. No porque tenga fantasías de ligar con alguna, sino por un tema de justicia divina. También porque creo que las mujeres tienen una sensibilidad diferente en lo que se refiere a mezclar bebidas. Y esa sensibilidad me gusta”. La frase es de Jordi Luque, redactor de El Comidista, y refleja una de las tendencias que estamos viviendo en las barras.

19