by Mar Calpena

Cualquier bartender que se precie conoce o debiera conocer la receta del Sherry Cobbler (y su primo hermano el Rebujito), los “siameses” Bamboo y Adonis, y, quizás alguno más. Igual también puede contarte que el Bamboo nace en el Grand Hotel de Yokohama de la mano de Louis Eppinger, un germanoamericano que anduvo en esa barra cuando el siglo XIX se convertía en el XX. Si nos vamos un poco más atrás, encontramos que el hoy poco frecuente Sherry Cobbler fue el best seller de mediados del siglo XIX, y que no había bar ni ocasión social donde se sirviera (de hecho, en la exposición universal de París de 1867 el Sherry Cobbler era tan popular que supuestamente en el bar americano del recinto se consumían 500 botellas al día de fino).

21

by François Monti

Durante años, el historiador David Wondrich consideró que El Presidente no era un buen cóctel.  Pero un día, se dio cuenta de que en sus orígenes, el trago no se preparaba con vermut seco sino con vermut blanco dulce. Así, sí se convertía en una gran bebida. Pero a veces no es tan fácil como cambiar un ingrediente por otro. Porque en muchos casos el propio producto ya no es el mismo de antes.

12

by Angélica Guzmán Miralles

El café es uno de esos ingredientes versátiles y carismáticos, casi místicos, que encierra cantidad de matices y sabores que lo hacen un elemento fetiche de la restauración. Ideal tanto para cócteles fríos como para calientes, su ausencia en una barra es impensable, casi un sacrilegio, pero ¿eres capaz de sacarle todo el partido? ¿Conoces todas sus posibilidades? ¿Sabes prepararlo bien? Para dar respuestas a todas estas preguntas, hemos entrevistado a Kim Ossenblok, experto en este fruto, formador de baristas y autor del libro ¡Al grano! Con él aprenderemos a conocerlo y a entenderlo, para juntos descubrir las mejores opciones para nuestros combinados.

17