by Elvira Aldaz

Tomar un Negroni en el Café Torino, una de las míticas cafeterías de la Piazza San Carlo en Turín, es algo que debería estar en todas las listas de cosas que hacer antes de morir. Inaugurado en 1903 y cita ineludible en los años 50 para actrices hedonistas como Ava Gardner y Brigitte Bardot, cuenta con el único neón de principios de siglo que queda en la ciudad. 

13