by Laura Conde

Parecen intocables en su atalaya de zumos naturales, destilados perfectos y aderezos recién llegados de ultramar. Todo indica que en el olimpo de los bartenders no hay lugar para esos placeres culpables en forma de bebidas azucaradas y combinaciones lamentables que no harían sino acercarles a la mayoría de nosotros. O sí. 

by Laura Conde

Desde que en algún momento de la Historia a alguien se le ocurrió añadir gaseosa a un Vega Sicilia podríamos decir que no, que no hay nada prohibido en un cóctel. Ni en un plato. Ni en la vida misma. Porque al fin cada paladar es un mundo, y todos tenemos nuestras filias y fobias que hacen que pueda resultarnos maravilloso algo que tal vez desafía al más elemental sentido común.

16

by Angélica Guzmán Miralles

Todos hemos olido alguna vez un perfume tan delicioso que nos hayan entrado ganas de bebérnoslo. No te asustes, esto que puede resultar un tanto excesivo es ya una realidad. ¿Por qué sacrificar cuatro de los cinco sentidos a la hora de disfrutar de nuestro momento favorito? Sabor y olfato están íntimamente relacionados

17