Cócteles de bocado

by Angélica Guzmán Miralles

¿Cansado de ofrecer los tragos de siempre? ¿Quieres introducir algo diferente en la carta? Para que veas que nada es lo que parece, te presentamos unos cócteles que se pueden comer. Como lo oyes. Te damos cuatro recetas de chupitos comestibles, para esos clientes indecisos que quieran matar el gusanillo entre horas y no se deciden por si beber o comer.

MORDISCOS DE GELATINA DE VODKA CON TÓNICA

Ingredientes

Una taza y 1/3 de tónica
Una cucharada de zumo de lima o de limón
Una cucharada de azúcar
Tres sobres de gelatina si vas a usar un molde de silicona con una forma determinada; dos o dos y medio si vas a utilizar otro recipiente como vasitos o una bandeja de horno
2/3 taza de vodka de limón

Preparación

Rocía los moldes de silicona con espray antiadherente, retira el exceso con papel de cocina (esto evitará que el sabor se contamine) y colócalos en una superficial plana fácil de manejar.

Mezcla la tónica, el zumo de limón y el azúcar en un cazo, y vierte la gelatina dejando que se empape durante un par de minutos. Caliéntalo a fuego bajo removiendo sin parar hasta que esté todo disuelto (unos cinco minutos). No te preocupes si ves muchas burbujas porque desaparecerán. Retira del fuego, añade el vodka, reparte la mezcla por los moldes y métela en el frigorífico hasta el día siguiente. Desmolda y está listo para consumir.

Por cierto, que sepas que estos mordiscos brillan en la oscuridad. No te asustes cuando los sirvas.

Elige un molde para darle a tu trago la forma que quieras

CHUPITOS DE GELATINA DE CARAMELO DE MANZANA

Ingredientes

Cuatro manzanas Granny Smith
1/3 taza de zumo de limón
Una taza y 3/4 de sidra
Dos sobres de gelatina
1/4 de taza de caramelos blandos derretidos
1 taza vodka de caramelo salado

Preparación

Corta las manzanas por la mitad y quítales el corazón. Frota el interior de cada trozo con zumo de limón y ponlos boca arriba en una bandeja para horno. Apártalo.

Para la gelatina de caramelo de manzana, vierte la sidra en el cazo, añade la gelatina y calienta todo dos minutos. Cuando veas una capa brillante que se ondula por la gelatina, baja el fuego. Bate todo a mano con la sidra hasta que se disuelva, y haz lo mismo de nuevo con el caramelo derretido. Apaga el fuego en cuanto esté todo mezclado. Añade el vodka y remueve.

Vierte un poco en cada trozo vacío de manzana y mételo en el frigorífico mínimo cuatro horas o hasta que se mantenga firme.

Coloca las medias manzanas con la parte de la gelatina hacia abajo y córtalas en cuatro gajos antes de servirlas.

Además de las manzanas, utiliza también los cítricos como base para los bocados. Foto: freestocks.org

BOCADO DE SANGRÍA

Ingredientes

Una taza y 3/4 de sangría
Una taza y media de limonada con lima
3/4 copa de Cointreau
Cuatro sobres de gelatina
Cáscara de lima para adornar

Preparación

Mezcla los tres primeros ingredientes en un cazo, añade la gelatina y sigue las instrucciones del paquete (no lo lleves a ebullición ni dejes que se caliente demasiado). Vierte la mezcla en una bandeja de horno cubierta con papel de plástico y déjalo enfriar toda la noche. Para desmoldar, dale la vuelta sobre una superficie donde puedas cortarlo y retira el plástico. Haz 36 cuadrados del mismo tamaño y decóralos con ralladura de lima. Sírvelo inmediatamente.

¿Alguna vez te imaginaste una sangría que cupiera en la boca?

CHUPITOS DE GELATINA DE CERVEZA DE MANTEQUILLA

Ingredientes

1 taza de cream soda
Dos sobres de gelatina sin sabor
1/3 taza de vodka de vainilla
2/3 taza de schnapps (un tipo de aguardiente) de caramelo de mantequilla Cristales de azúcar de colores para decorar

Preparación

Vierte la soda en un cazo, echa la gelatina y deja que se empape durante un par de minutos. Caliéntalo a fuego bajo unos cinco minutos sin dejar de remover hasta que la gelatina se disuelva (utiliza cucharas de madera) y retira del fuego.

Mezcla todo con el vodka y el schnapps, ponlo en una bandeja de horno y mételo en el frigorífico durante unas tres horas. Antes de servir, córtalo con la forma y el tamaño que desees, y pásalo por los cristales de azúcar.

¡Deja volar la imaginación! Cuidado no te pases con la gelatina

Si te interesa el tema y quieres seguir indagando, no te pierdas el libro del ya considerado el chef del futuro, Eddie Shepherd.

Entradas relacionadas

ANGÉLICA GUZMÁN MIRALLES

Epicúrea de corazón y comunicadora de vocación, llevo escribiendo desde que tengo memoria aunque en prensa sólo desde 1999.
Amante del ocio, de los idiomas y de la fotografía he hecho de éstos mi modo de vida.
Disfrutar con lo que haces es lo mejor del mundo, por eso quiero compartirlo con vosotros.

¡ Comparte !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter