¡Hoy no bebo alcohol!

Me gustaría empezar mi nuevo post agradeciendo a la plataforma el poder hablar de cualquier tema con libertad, incluso éste, que no es de la industria licorera pero sí del mundo del bar y, en este caso, del cocktail bar.
A pesar (y soy consciente), de que muchos colegas de profesión no estarán de acuerdo, no creen, e incluso no piensen que la coctelería sin alcohol sea coctelería, creo sin duda alguna que hacer cócteles sin alcohol suma a la oferta que ofrecemos en nuestro local y nos diferencia.
Siempre me he preguntado si la coctelería sólo está al alcance de los que beben alcohol, y desde luego que para mí es un rotundo NO, yo sí soy de los que piensa que la coctelería sin alcohol es coctelería y, depende de lo en serio que te la tomes y cómo la desarrolles, puede ser alta coctelería.
Estoy harto de entrar a los bares y ver cómo se recrean en los gin&tonics o combinados y, sin embargo, cuando hay alguién no bebe alcohol, sólo se encuentra con una pobre oferta de refrescos o con un poco de suerte, algún zumo (si ya es natural estamos de enhorabuena;  te tiran cuatro hielos en un vaso (nada atractivo por lo general), y media luna de limón y naranja, ¡y a por el siguiente pedido!

IMG-20150125-WA0036
Miente Julep, la versión sin alcohol del Mint Julep de The Library. ¡La coctelería sin alcohol es posible!

Entiendo  perfectamente que un negocio no puede llegar a todo tipo de público, y más aún los Cocktails Bar que son, si cabe, más especiales; pero sí tenemos que entender que debe haber una alternativa para todas esas personas que no beben alcohol porque no pueden o simplemente porque no les apetece. Al fin y al cabo estamos hablando de una alternativa saludable y creo que eso siempre es bueno.
Los que ya me conocéis sabéis que llevo años desarrollando una línea de cócteles sin alcohol saludables para una conocida firma de aguas; tanto es así que este año soy embajador de la misma y seguimos trabajando y apostando por coctelería apta para todo el mundo e incluso para diabéticos.
Pero estamos intentando dar un paso más. Desde que inaguramos The Library, y junto con mi súper equipo, estamos trabajando en algo que, desde nuestro punto de vista, puede revolucionar o darle una vuelta de tuerca más a la coctelería.
Se trata de versionar grandes clásicos de la coctelería sin alcohol o, en ocasiones, con un poquito de alcohol. La idea es intentar hacer algo que de verdad nos recuerde a los originales y no se queden en un juego de palabras.
Así en nuestra nueva carta podréis encontraros con un gin&tonic con 0,5% vol, (está teniendo muy buena aceptación por nuestro público…¡y está realmente bueno!). Un Gimlet con 0,7 % vol, un Aviation “on the Rocks”, con 0,7%vol, una versión del Mint Julep con 0% vol, (con un té earl grey y sirope de vainilla que nos recuerda levemente al bourbon), un Mai-Tai de 0% vol con una reducción de ron y angostura y, por último, el clásico Cuba libre de 0% vol con la misma reducción que usamos para el Mai-tai.
Aviation Light on the rocks... despegarás sin estrellarte.
Aviation Light on the rocks… despegarás sin estrellarte.

Para nosotros, es importante que el resultado final sea bueno para que esto tenga sentido. Nunca va a saber igual que un clásico, pero si nos recuerda y nos hace sentir parecido, ¡¡lo habremos conseguido!!!
Soy un amante de la coctelería clásica y de los espirituosos en general pero he intentado transmitir en este artículo que la coctelería sin alochol no es sólo un San Francisco o una mezcla de zumos al uso. Y es que,  como todo en la vida, el límite lo pones tú.
¡¡Salud y larga vida a los bares!!

¡ Comparte !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter