St-Germain: un clásico instantáneo

En 2009, The New York Times encumbró St-Germain como uno de los componentes de cóctel más influyentes aparecidos en la última década. Ahí es nada.
Para que el aroma de la primavera y el espíritu del verano lleguen a uno de tus cócteles, vamos primero a plantearte una imagen bucólica en tu cabeza. Imagínate unos señores franceses pedaleando entre campos de flores, con su gorra de tweed y un saco de tela en bandolera. Estamos en la región de Saboya, en las colinas de los Alpes franceses, a finales de primavera. En esas 4 a 6 semanas que preceden al verano, se cosechan las flores de saúco salvaje.  Nuestros monsieurs recogen a mano las flores y los llevan al centro de recolección, donde les remunerarán por kilo.

Oh là là, la joie de vivre!
Oh la la, la joie de vivre!

Durante este periodo también se maceran las flores diariamente, para preservar su frescor y sabor, y se transportan hasta la Côte du Marmandais, en Marmande, donde comienza el proceso de producción de St-Germain: un licor artesanal francés hecho con flores de saúco naturales. O también podríamos decir la quinta esencia del refinamiento, el glamour, el chic francés y la fragancia floral.
…y más cosas

O también podríamos llamarlo un aperitivo de lujo.
...lujo bello.
…lujo bello.

Sea como sea, este licor puede tomarse en un vaso Collins alto o Carafe, sin más, preparado como el Cocktail St-Germain (¿eres capaz de hacerlo con la gracia de Madamme St-Germain?), o como ingrediente de apoyo en cócteles como el St-Germain Bombay Tonic, el Grey Goose Le Fizz o el Parisien Daiquiri.
El St-Germain Cocktail, ideal para celebrar la vida
El St-Germain Cocktail, ideal para celebrar la vida

O también puede servir para impulsar la imaginación de maestros bartenders de todo el mundo, como los del London’s White Lyan, que crearon el Fitzroy Filter, a base de St-Germain y Café.
Infinitas posibilidades para un licor vestido de chic parisino y evocaciones Art Deco, en botellas de numeración única que lo convierten en un ingrediente a tener muy en cuenta, ¿verdad?

¡ Comparte !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter