Viaja a la década de los sesenta y ponte corbata: Terraza Martini de Barcelona (1960-1980)

by Cira López

La historia de la coctelería en este país se reescribe a diario. Por las calles de las principales ciudades de España han pasado locales donde se puso amor, ilusión y pasión por el oficio. Algunos (muy pocos) continúan en activo. Otros (muchos) son ahora otros negocios; seguramente alguna de esas tiendas de fast fashion o de baratijas decorativas que convierten los centros de las ciudades en la misma secuencia impersonal. Sin ir más lejos, el icónico edificio del antiguo Banco Rural y Mediterráneo en la esquina de Gran Vía y Paseo de Gracia de Barcelona lo ocupa hoy la cadena Zara en sus bajos. Allí mismo, en el último piso (el treceavo), se ubicaba la Terraza Martini, el lugar donde la gente estupenda de la ciudad se daba cita durante los años sesenta y setenta del siglo pasado.

¿A que no te importaría que tu local luciera estos taburetes? Foto: Martini & Rossi Historical Archive – 23th may 2018

La Terraza Martini era un lugar de peregrinaje para la sociedad barcelonesa: no había celebridad o evento que no se celebrara allí, auspiciado por el que fue durante todos los años de su existencia el barman encargado, don Manuel Vilallante.
La primera Terrazza Martini del mundo se abrió en el último piso de las oficinas de Martini en París, situadas junto a los Champs Elisées, en 1948. Tuvo tanto éxito que se abrieron muchas más durante las siguientes décadas: Milán (1958), Barcelona (1960), Pessione (1961), Bruselas (1961), San Paulo (Brasil, 1963), Londres (1964) y Génova (1965).

En 1960 era un orgullo tener un local tan bien situado. Bueno, hoy también. Martini & Rossi Historical Archive – 23th may 2018

La Terraza Martini de Barcelona fue decorada por el arquitecto italiano Tomaso Buzzi, que ya había decorado la de Milán y, después, se encargó de las de Londres y Génova. Allí podías encontrar a la crème de la crème de la ciudad; desde autoridades a artistas, pasando por bohemios, folclóricos o gente de la farándula. La invitación a la inauguración de 1960 decía “La Terraza Martini es, pues, un lugar de reunión internacional para gente de muy diferentes países, donde pueden pasar unas horas agradables en un ambiente elegante”. Tan elegante que era obligatorio entrar con corbata.

Un joven Miguel Bosé hacía sus pinitos en la Terraza Martini, en los últimos años de la Terraza. Foto: Barcelofília.

La Terrazza Martini también fue conocida por sus famosos concursos internacionales de coctelería, así como albergar diferentes certámenes, como el que ganó un jovencísimo Francesc Bretau en la década de los setenta.

Los concursos más prestigiosos se celebraban en la Terraza Martini. Foto: Barcelofília.

El magnífico local cerró sus puertas en 1980, pero su espíritu sigue vivo en la ciudad, puesto que inoculó el virus de la coctelería a muchos de los que hoy forman parte del paisaje mixológico de Barcelona. Y, de vez en cuando, Martini revive el espíritu con eventos pop up como las diversas ediciones de la Terrazza Martini que se han celebrado en el Port Vell. En estas no hay que llevar corbata, pero sigue destilando glamour por los cuatro costados.

Entradas relacionadas

¡ Comparte !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter