Bar Carts: prepara cócteles y decora tu hogar

by Roger Estrada

Lo sabemos, no hay nada peor que tener que llevarse el trabajo a casa, pero, ¿qué tal si lo hacemos con un toque de distinción y estilo? En tu bar eres el perfecto anfitrión, siempre atento a las necesidades de tus clientes y siempre meticuloso con todo aquello que le confiere a tu local ese look & feel tan especial. ¿Por qué ibas a ser más descuidado en tu propio hogar? Da igual si eres de los que lanza habitualmente la invitación “¿tomamos la última en mi casa?”, o si por el contrario prefieres preservar tu intimidad solo para los más allegados; sabes que en algún momento vas a querer preparar un cóctel para aquellos que comparten ese espacio privado contigo.

Hoy fijamos nuestra atención en un elemento, un objeto cuyas características le confieren al mismo tiempo un valor funcional y un valor estético o decorativo: el bar cart o carro de coctelería. En tus manos, en tu hogar esta pieza adquiere una nueva dimensión al convertirse en el epicentro de un espectáculo que raramente tus invitados pueden contemplar en casa de otros amigos. No vamos ahora a decirte cuáles son los elementos básicos que no pueden faltar en él, pero sí animarte a que trates de localizar aquel que mejor encaje tanto con tu personalidad como con el espacio donde vas a ubicarlo, y a que te diviertas eligiendo algún detalle decorativo para el mismo.

art-of-bar-cart
Aquí encontrarás muchas ideas para tener en casa un bar cart como el mismísimo Don Drapper. Foto: © 2017 de Antonis Achilleos.

En este sentido, la editorial independiente de San Francisco Chronicle Books acaba de publicar un libro que puede darte algunas ideas interesantes: The Art of the Bar Cart. Vanessa Dina, directora de diseño de Chronicle Books, es la artífice de un volumen que recopila veinte set-ups distintos con ideas fáciles para recrear cada look en casa así como recetas para elaborar el cóctel idóneo para elaborar en cada uno de los carros. “Quería que cada carro de coctelería tuviera su propia temática, —nos cuenta Vanessa vía e-mail— ya fuera basada en un alcohol en concreto o en una ocasión específica, facilitando así que el consumidor tuviera opciones para conectar con dicho objeto. Tomé como base recetas de alguna manera clásicas y les di un twist moderno, como en el caso de la receta del Gin & Jam en la que en lugar del Gin&Tonic estándar le añadimos un toque de dulzura con la mermelada de albaricoque para complementar la naturaleza herbácea de la ginebra”. 
La responsable de crear estas recetas con un twist así como el resto de textos del volumen ha sido Ashley Rose Conway, del blog Crafts + Cocktails (22K seguidores en Instagram), quien en la entrada “The Art of The Bar Cart / ¡He escrito un libro!” nos explica qué nos encontraremos al abrirlo: “La primera sección detalla nociones básicas de bar y consejos para crear tu propio carrito, desde utensilios a tipos de vasos y copas e ideas sobre cómo mezclar o cómo decorar tus cócteles. ¿Te gusta el ron? Hay todo un capítulo dedicado a crear tu carrito en base a este spirit con recetas de tragos con base de ron. ¿Tienes poco espacio pero quieres un carrito? ¡Hay un capítulo específico para ti! ¿Preparas una fiesta para niños? Tenemos recetas festivas pero sin alcohol también. En cuanto a las recetas en sí, son bastante sencillas y con ingredientes limitados, pero igualmente creativas y originales para contentar tanto a los lectores noveles como a los experimentados”. 

art-of-bar-cart-double-page-spread-2
Cuando compres el carrito, recuerda que viene sin bebidas. Lo tienes que llenar tú. Foto: © 2017 de Antonis Achilleos.

Los expertos / historiadores sitúan el origen de los bar carts en la Era Victoriana (1837-1901), aunque por aquel entonces su uso no estaba relacionado con bebidas alcohólicas, ¡sino con el té inglés! Fue con la llegada de la Prohibición en 1933 cuando se transformaron en dispensadores rodantes de alegría y desenfreno en las fiestas clandestinas bien regadas en alcohol, aunque su uso no se extendió hasta la década de 1950, cuando ya entró a formar parte de “nuestros” hogares: “El alcohol es un elemento históricamente vinculado a nuestro asueto y a nuestras celebraciones —apunta Vanessa Dina— y creo que los carros de coctelería nos brindan la oportunidad de reunirnos a su alrededor para pasar un buen rato. Por otro lado, se están recuperando como accesorio para el hogar, como elemento con el que decorar tu casa añadiéndole tu propia personalidad. Están proliferando en los blogs de interiorismo y cada vez hay más tiendas vendiéndolos”. Así pues, ya sabes, saca tu instinto de sabueso y recorre las tiendas de decoración vintage de tu ciudad —o visita webs especializadas como The Bar Cartist— y ábrele las puertas de tu hogar a tan icónica pieza de decoración / coctelería.

Foto: Screenbid.
Estos son algunos de los carritos que aparecen en Mad Men. Sí, salieron a subasta. Como lo lees. Foto: Screenbid.

Nota final: ¿Sabías que el carro en el que Don Draper se prepara los cócteles en cada capítulo de Mad Men está expuesto en el Museo Nacional de Historia Estadounidense de Washington? Es más, ¿sabías que tras finalizar la icónica serie algunos de los bar carts que aparecen en ella fueron subastados junto a otras piezas del atrezo? Ahhh, qué maravilla poder emular a Don sirviéndose un Canadian Club o a Roger Sterling decantándose otro vodka ruso en esos mismos bar carts que tantas veces hemos admirado en pantalla…
The Art of the Bar Cart de Vanessa Dina (Chronicle Books, 19€)

Fotografía de cabecera: © Frank Ockenfels_AMC

GuardarGuardar

Entradas relacionadas

20
Roger Estrada
Roger Estrada

Colaborador de la revista musical RUTA 66. Jefe de redacción de Playboy España y co-director del documental “IN-EDIT. GET WHAT YOU WANT“. Más en WWW.ROGERESTRADA.NET

¡ Comparte !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter