Cócteles extremos: garnishes del reino animal

Lo de los Bloody Mary con bacon, donuts y gambas no nos pareció suficiente. Nuestra curiosidad por los cócteles extremos no se ha saciado aún. Hoy, en The Shaker & the Jigger: garnishes animales.

Los cócteles que te enseñaremos a continuación son dignos de un evento de PACMA. Si eres un amante de los animales, puede que te gusten, si no, quizás te susciten un poco de mal rollo. Lo que no se puede negar es que algunos están muy trabajados. Por ejemplo, este “loro” de piña que hemos encontrado en Pinterest:

Pio

A otros bartenders les va más el hiperrealismo porque… ¿por qué no?

No tenemos palabras para describir lo inquietante que es este garnish
Ay, qué bien, oye…

Frutas y verduras pueden convertirse fácilmente en animales asomando en tus cócteles. La clave: utilizar clavos de olor a modo de ojos. A partir de aquí, ya puedes hacer lo que quieras. Por ejemplo, con un par de kumquats haces unos pececitos muy cuquis:

¿Nemo? ¿Eres tú?

Con un plátano te haces un delfín que fliparía Flipper.

El perro flipa también

Con un poco de piña se puede hacer un ave muy tropical.

Moro num país tropical…

Y con un pepino y un poco de piel de lima te sale un… ¿pulpo?

Hola, he surgido de las profundidades de este cóctel

Por supuesto, esta onda animalista la puedes extender a festividades y celebraciones de todo tipo.

Como navidad…
…o Halloween

Es muy probable que esto de los garnishes animales no sea tu estilo, pero si quieres seguir riéndote un poco echa un vistazo a otras especies como orcas, elefantes, ovejas, perros y hasta dinosaurios. Las opciones son tan amplias como el reino animal.

Entradas relacionadas

¡ Comparte !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter