10 lecciones que aprendimos ayer de Simone Caporale

Desde que Simone Caporale y Alex Kratena dejaron en noviembre de 2015 el Artesian, había mucha curiosidad por saber en qué fregaos se iban a meter ahora dos de los mejores bartenders del mundo. Ayer se despejó la incógnita, y como puedes ver aquí, el nuevo proyecto sin ánimo de lucro que lanzan tiene muy buena pinta.
Pero hoy no vamos a profundizar en este asunto. Lo que queremos reflejar es cómo de la inspiradora charla que hizo Simone Caporale en el CETT (el Campus Internacional de Turismo, Hotelería y Gastronomía de Barcelona) podemos extraer unas conclusiones útiles y certeras que te contagiarán su manera de ver las cosas y su creatividad. ¡Vamos allá!
1. Trabajo en equipo no es un “bienqueda”, es una necesidad.
Nuestro oficio es incompatible con los egos. Para mejorar, para salir adelante, para darle la vuelta a las cosas, las ideas no puede salir de uno solo, sino de la conjunción de varias mentes pensantes.
2. La creatividad, más que algo artístico, es emplear la mente resolviendo problemas o imaginando mejoras. ¡Practícala!

Este elefante es uno de los últimos posavasos del Artesian, en su año dedicado al surrealismo.
Este elefante es uno de los últimos posavasos del Artesian, en su año dedicado al surrealismo.

3. Y puestos a imaginar mejoras, ten en cuenta que no hace falta esperar a que algo vaya mal para mejorarlo. Todo lo que te rodea puede ser susceptible de mejorar, así que piensa cada noche cómo ha ido la jornada y cómo podrías hacer que vaya mejor.
4. No crees cócteles pensando que tras la barra hay bartenders. No, tras la barra hay gente que quiere disfrutar.
5. Esa gente que quiere disfrutar se reúne en un bar. Allí viven una experiencia social. Tienes que conseguir que tu bar tenga “ese algo” que les haga volver. Y “ese algo” no son sólo buenos cócteles.
6. Por ejemplo, ese algo puede ser un detallazo. ¿Has oído que en la mesa tres están celebrando un cumpleaños? Invítales a unas copas de cava.
7. Para poner en marcha tus cambios, empieza siempre con una idea, una sola. Y desarróllala.
8. Tómate tu tiempo para hacer las cosas. Si lo haces, no hay nada imposible.
9. No pretendas cambiar las cosas de golpe. Los cambios son graduales y la forma de empezar es mejorar lo que tienes a tu alrededor, no pensar en grandes inversiones.
10. Cuestiónatelo todo, ya que las normas están para romperlas. ¿Por qué usar siempre los mismos vasos? ¿Por qué la piña colada no puede ser cool? Al hacerlo, puedes volver a inventar las cosas y ser diferente.
Hemos querido destacar estos “titulares” que puedes aplicar hoy mismo en tu caso. Pero puedes ver la charla completa aquí. ¡Seguro que encuentras muchísimas razones más para ponerte manos a la obra!

¡ Comparte !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter