3 snacks facilísimos que tus clientes adorarán

Ya hemos dejado claro en otras ocasiones que lo de abrir una bolsa de patatas o un paquete de cacahuetes ha pasado a mejor vida. Hoy te enseñamos cuatro recetas facilísimas para preparar unos snacks rápidos que acompañarán tus cócteles de maravilla y dejarán a tus clientes con ganas de más copas. 

1. Chips de Kale

Están de moda pero no es por postureo. Las chips de Kale, además de ser súper nutritivas, son tan fáciles de hacer que podrás tener una legión preparada de antemano. Si no encuentras col kale, puedes usar col rizada, con un resultado muy parecido.

Sanas y crujientes. Foto: Charles, Unsplash.

Precalienta el horno a 180 grados. Lava y escurre la col.  Parte las hojas en trozos y prepara una bandeja de horno con papel de ídem. Extiende los trozos sin que se solapen y echa un chorrito de aceite de oliva. Espolvorea con pimienta negra, curry y comino.  Hornea unos 8 minutos con calor arriba y abajo. Pasado ese tiempo están listas; sólo debes añadir sal gorda o escamas de sal. Preparáte para hacer unas cuantas tandas y tendrás un buen surtido de chips crujientes y adictivas. 

2. Palitos de manzana dulce

Se prepara al momento y tienes un snack delicioso con un toque dulce. Corta una manzana a cuartos y luego cada cuarto en palitos. Échale un chorrito de limón para que no se oxide y espolvorea los palitos con canela. De aspecto parecen patatas fritas pero su sabor es una sorpresa que combina estupendamente con cócteles de ron.

Te sacarán de un apuro con nota. Foto: Benjamin Wong, Unsplash

3. Frutos secos marinados

Nada de bolsas de mix que a saber qué llevan. Prepara tus propios frutos secos marinados con estos sencillos pasos. Elige los que más te gusten (te proponemos una mezcla de cacahuetes, anacardos y almendras). Elígelos crudos y tuéstalos en un bol en el microondas durante dos minutos a máxima potencia. Cuando estén listos, echa una cucharada de miel, una cucharada de sriracha (chli fermentado), media cucharadita de cayena en polvo y sal y pimienta. Dales un meneo y verás cómo vuelan… y como piden otra ronda. 

El punto picantito es la clave. Foto de Vitchakorn Koonyosying en Unsplash.
Foto de portada:Pablo Merchán Montes en Unsplash
¡ Comparte !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter