Cotidiana maravillosidad

by Alberto Pizarro

La revolución no será televisada
A algunos les sonará The revolution will not be televised como el titulo de una película finlandesa del año 2003 que analiza el golpe de estado del año anterior en Venezuela. Los aficionados a la música negra de los años 70 lo reconocerán como el título del disco más famoso de Gil Scott-Heron, el padre del Hip-Hop. En las 3 décadas que los separan, la frase se convirtió en un reclamo publicitario utilizado a destajo para anunciar productos dispares,  y como una de esas frases que, de tanto utilizarla, acaban perdiendo su significado original. Muchos hicieron uso de ella pero pocos se interesaron en conocer su origen.

TV or no TV?
TV or no TV?

La frase en cuestión fue uno de los eslóganes utilizados por el Black Power durante los años 60 para hacer referencia al poco interés que los medios americanos mostraban hacia la problemática de los ciudadanos negros y a los movimientos asociacionistas que se estaban gestando en Estados Unidos.
Al margen de todos estos apuntes histórico-audiovisuales, y como buen fan de Public Enemy, la frase ha estado rondando mi cabeza durante largo tiempo sin encontrar donde ubicarla hasta hace poco.
Comida para perros
En la alta cocina de nuestros días se está gestando un renegar de algunas prácticas que hasta ahora parecían inamovibles, no porque no existiesen alternativas a las mismas, sino porque un profesional que optase por buscar un camino alternativo bien podría ser tachado de outsider y soso y ser apartado del tan rentable circuito mediático. Son ya varias las voces dentro de la profesión que apuestan por una vuelta a los fogones y una salida de los platós: menos fijarse en Van Gogh y más aprender de la abuela de Fabada Litoral y a abandonar el maquillaje y volver a untarse los genitales de harina (que por lo visto es una práctica extendida para combatir el sudor excesivo en dicha zona).

Volver a lo básico
Volver a lo básico

Vista la historia reciente de esa profesión con máxima admiración y entendiendo el papel que los medios han desarrollado en dar a conocer la profesión, creo que no me equivoco en pensar que se avecina la próxima revolución en la cocina y que ésta tiene bastante de vuelta al origen y a apearse del burro, a tratarnos como a un comensal y no como al asistente a una performance.
¿Encontrará la televisión la manera de enganchar al espectador viendo a un grupo de personas haciendo algo “normal”?
La parte que nos toca.
A menudo recibimos propuestas para aparecer en programas de televisión, radio y medios gráficos, y es lógico pensar que nuestra profesión también está en el objetivo de los medios generalistas, aquellos que emiten escenas de todo tipo con la separación de un papel de fumar. Poco a poco el cocktail va colándose en el prime-time y en las revistas de todo tipo de tendencias, aunque a veces sea con alguna excusa. Ante la puerta que se nos abre deberíamos aprovechar la oportunidad para mostrar nuestra profesión sin dar por hecho que el público sabe de lo que le hablamos, ya que a diferencia de la comida, que es un habito diario para la mayoría de la población, el buen beber es aún un gran desconocido por muchos.

Aprovechar la oportunidad para ser didácticos. That's the point.
Aprovechar la oportunidad para ser didácticos. That’s the point.

Explicarle a la gente que se puede hacer un cocktail con ingredientes accesibles es una gran idea si se hace con profesionalidad y utilizando las herramientas adecuadas, ya que puede trasmitir conceptos como la combinación entre los sabores o el del equilibrio entre los mismos, y nos ayuda a mostrar el conocimiento detrás de cada receta, utilizando los avances en la técnica para reforzar el impacto visual y el resultado final, pero sin que un deseo exagerado de hacernos ver y querer impresionar nos distancie de una audiencia que deberíamos convertir en amantes de lo que nosotros practicamos y no quedar retratados como excéntricos, snobs o frikies más cercanos al teatro que a la gastronomía.
Así, de esta manera nos evitaríamos el mal trago de tener que hacer una revolución futura para explicarlo todo desde el principio.

6
Alberto Pizarro

Bar Manager de Bobby Gin.

¡ Comparte !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter