En forma detrás de la barra

by Mar Calpena

¡Larga vida a los bartenders! Estamos todos de acuerdo en que ése es un buen brindis, pero la longevidad detrás de las barras ya depende de demasiados factores ajenos (modas, relación con la empresa, éxito del negocio, un poquito de suerte) como para que además tengamos que preocuparnos porque la espalda no nos haga “crack” un mal al día al reponer la nevera.

Hemos investigado un poco qué puedes hacer tú para que mantenerte al pie del cañón durante muchos años no sea un sacrificio sino un placer.
El mes pasado, durante su ponencia en el Barcelona Rum Congress, alguien le preguntó a Simone Caporale si a él y a Alex Kratena les daba miedo volver a abrir un bar después del éxito del Artesian. Caporale respondió que lo que más miedo le daba era la parte física del trabajo, que había estado sin hacer mucho tiempo. A veces se nos pasa proyectar al mundo que más allá de la creatividad y el glamour de la coctelería también hay un fuerte componente físico en ella. No hablamos sólo de ergonomía, aunque bien sabido es que es uno de los factores primordiales a la hora de evitar lesiones (ése es otro artículo y merece más extensión de la que ahora podemos dedicarle), sino de mantener una rutina sana durante las horas del día en que no trabajamos.

La posición del bebé, en yoga, es un estiramiento esencial. Combínala con la posición del perro invertido (sí, vaya nombre), y notarás cómo mejora tu espalda.
La posición del bebé, en yoga, es un estiramiento esencial.

A mí el yoga me ha cambiado la vida”, comenta Javier Caballero. Caballero, quien antes de que se cruzara la coctelería en su camino iba encaminado a ser monitor de actividades deportivas, conoció la disciplina hace cinco años por un compañero y desde entonces viaja con una alfombrilla a cuestas. “No practico cada día, y me ha costado encontrar un profesor que me motivara, porque la parte filosófica no me interesaba tanto. Pero ahora practico aunque sea tres veces por semana. Mi modalidad es el Ashtanga, que tiene bastante movimiento, y que puedo practicar fuera de un estudio. Me he notado muchísima mejora en la espalda y, sobre todo, muchísima más concentración”.

yoga-2959213_1920
Si combinas el bebe con la posición del perro invertido (sí, vaya nombre), notarás cómo mejora tu espalda.

Contacto con el entrenador personal Jesús Cecilia, de F&T by Jesús Cecilia, para que nos dé algunos consejos. Le estoy contando que si las neveras se cargan por arriba, que si los sacos de hielo pesan mucho, y se ríe. “Mis padres tenían una cafetería, y yo trabajé allí mucho tiempo, me lo conozco bien”. Cecilia, quien está especializado en rehabilitación, cuenta que tiene muchos clientes que trabajan en hostelería u otros empleos similares en los que hay que estar de pie muchas horas y mover pesos pesados. “Mi recomendación es que refuercen las lumbares, los quádriceps, los isquiotibiales y los glúteos, porque son los músculos más importantes para sostenernos bien”.
Vayamos por partes, ¿cómo lo hago y dónde está cada uno de esos músculos?. “Uno de los ejercicios más sencillos son las sentadillas. Simplemente, con los pies en paralelo y la altura de los hombros, doblamos las rodillas hasta formar un ángulo de noventa grados.” Es importante poner el culo hacia atrás, la espalda recta, y no dejar que las rodillas sobrepasen la línea de los dedos de los pies. Cuando lo tengamos dominado, podemos ir añadiendo peso progresivamente (eso sí, ojo a las agujetas los primeros días). Según Cecilia, sin embargo, el ejercicio más importante que podemos hacer es la carga de peso muerto o deadlift. “Es el que nos garantizará que nuestras lumbares resistan, y es el que yo priorizaría”. Consiste en levantar un peso moderado con la espalda recta, lentamente, a través de un golpe de cadera. Mira:
deadlift1

deadlift2
Los dos pasos para un correcto levantamiento de peso muerto, el ejercicio que salvará tus lumbares.

Otro que va muy bien”, comenta, “es en la máquina del gimnasio para hacer press de pierna, ésa que se empuja con las plantas de los pies, y en la que las rodillas quedan dobladas contra el pecho al principio del recorrido. Merece la pena llevar las piernas hasta su máxima flexión, porque así mejoraremos en su flexibilidad”. Y ahora que sacas el tema, Jesús… ¿qué hay de los estiramientos? “Ay, los estiramientos. Tengamos o no tiempo de entrenar, es lo que deberíamos hacer cada día antes de ir a dormir, aunque no se pueda hacer nada más. En la cama o en la ducha, dedicarle diez minutos a nuestro isquiotibial o al piramidal (cruzando las piernas y doblando la espalda, bien recostados o bien de pie) nos ahorrará muchos problemas posteriores”.

Foto: Scott Webb, Unsplash.
El press de pierna te ayudará a mejorar la flexibilidad. Foto: Scott Webb, Unsplash.

Cecilia señala también que es importante mantener, en la medida de lo posible en un mundo de horarios desordenados y tentaciones constantes, una rutina sana y una dieta adecuada. Concuerda con él George Restrepo, de Coctelería Creativa, quien es corredor y quien anteriormente había practicado deportes como el baloncesto. “Con 28 años estaba en peor forma que ahora, que tengo 42. Es complicado hacer deporte si trabajas de noche -ya no es mi caso- pero es esencial, porque si no acabas dolorido y deprimido a la que cargas cuatro cajas”. Todos los consultados comentan también que la dieta no es un tema menor: beber mucha agua e intentar crearse, aunque sea artificialmente, unos horarios para las comidas, nos ayudarán a afrontar mucho mejor el estrés diario. Y de eso tienen que salir, necesariamente, mejores cócteles.

GuardarGuardar

Entradas relacionadas

21
Mar Calpena
Mar Calpena

Periodista y bartender. DEU en coctelería y mixología del CETT-UB. Está a cargo del proyecto Sapiens de los cócteles de la Fundación elBulli.

¡ Comparte !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter