¡Inspiración!

“La inspiración es por definición “la entrada de aire u otros gases al organismo a través de la nariz o la boca”.
Al leer esto no pude evitar una carcajada, ya que para muchos de nosotros -casi siempre- la inspiración es “la entrada de algún espirituoso en el organismo a través de la boca”. Los sabores, aromas y colores de las bebidas que consumimos, a veces son la musa de muchas de nuestras creaciones.
Pero no siempre es así. La inspiración, ese estímulo creador y espontáneo que da vida al arte no es algo que podemos engrandecer por medio del trabajo o la voluntad.

Inspiración: la chispa que lo enciende todo.
Inspiración: la chispa que lo enciende todo.

No importa si históricamente fue perseguida a través de la observación del mundo, los sentidos o sentimientos. Se trata de un impulso mágico, erótico, comparable al amor. Algo que arrebata al artista en cualquier momento y se esconde si se busca demasiado.
alejandroescamilla-book
La inspiración de los grandes artistas.

Hemingway era amante del daiquirí, Van Gogh y Poe de la absenta -y el añorado ajenjo que contenía- y así un largo etcétera de genios que disfrutaban de la inspiración que aportan los espirituosos. Pero como diría Borges “El jugador mueve la pieza y Dios mueve al jugador ¿Qué Dios detrás de Dios la trama empieza?”. Así, hay un artista detrás del artista. Y en nuestro caso, el bartender, aquel que sirve la musa al consumidor del arte.
Es innegable que la inspiración es la cualidad que le da valor artístico al cóctel y que sin ella éste es solo una simple mezcla, quizá equilibrada, pero sin esa chispa que le confiere un sabor y un significado impagables.
Se me dirá que es posible mejorar el entorno para facilitar el encuentro con ella (la inspiración o Musa, llamadla como queráis) pero no podemos negar que la mejor, la más arrebatadora, es la que nos pilla de improvisto. ¡Hay que estar siempre atento! nunca sabes cuándo puede llamar a tu puerta.
La inspiración puede estar en el lugar menos sospechado
La inspiración puede estar en el lugar menos sospechado

Los colores son un buen sitio en donde buscar. Cada color despierta un significado o una reacción que podemos asociar a distintas sensaciones o momentos. Dependiendo de la inspiración que se tenga, un color naranja claro puede ser asociado a un atardecer romántico o a un amanecer en la playa después de una noche “loca”. Todo depende de la musa y de como nos seduzca.
Un color. Un olor. Recuerdos e inspiración.
Un color. Un olor. Recuerdos e inspiración.

Tú, bartender que has recorrido hasta ahora esta historia de la inspiración, espero que ella convierta esa receta en tu cabeza, en un cóctel que sea una verdadera obra de arte.

Entradas relacionadas

¡ Comparte !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter