Mundo Instagram: un estudio nada serio sobre el hashtag #mojito

El mundo Instagram es fascinante. Lo hemos podido comprobar con la ciencia infusa sobre el uso del hashtag #cocktail y al explorar el artístico apartado de tatuajes cocteleros que habita esta red social. Pero hay más. Durante las últimas tres semanas, el equipo de investigación de The Shaker and The Jigger ha analizado exhaustivamente el comportamiento del hashtag #mojito.
Este cóctel es un imprescindible de la coctelería, pero ¿cómo vive en Instagram? Tras el estudio, los investigadores han concluido que la etiqueta #mojito habita en el mundo instagrammer con una diversidad muy amplia. Mira, mira:
Con hielo, please
El mojito lleva hielo, por supuesto, pero no es un granizado. Ya se sabe aquello de que “entre lo mucho y lo poco, hay un término medio“, y es a la mitad hasta donde tenéis que llenar el vaso con hielo. Aunque la verdad es que la playa que se ve al fondo de la imagen, en un viernes cálido como este, nos provoca una envidia tan alta como el monte de hielo de la foto.

no-te-olvides-de-ponerle-hielo-por-favor
No te olivdes de ponerle hielo, ¿eh?

EL garnishment
Podríamos decir que “los garnishments hablan por sí solos“, y estaríamos bastante acertados. En este caso, quien ha creado esta decoración se lo ha currado, de eso no hay duda. Aunque quizá le ha quedado demasiado elaborado. Y tal vez también un poco frondoso.
toma-garnish-copia
¿Tendrán la versión con una luna?

Pon #mojito, aunque no salga
Queda apenas un mes para el verano, pero en Instagram parece que siempre sea verano. Al menos, si medimos el nivel de verano por la cantidad de ropa que lleva la gente en las fotos. Sí, efectivamente, no hay ningún mojito en la foto. Pero ¿cuándo ha importado eso al usar un hashtag?
pon-mojito-aunque-no-salga
La versión bicolor
¿Un mojito de dos colores? Sí, es posible. En este caso, con sirope de granada y otra buena ración de hielo. ¿Qué tendrá el hielo para que lo quieran tanto? En The Shaker todavía no lo hemos descubierto.
el-mojito-bicolor
De dos colores y sin alcohol. ¿Mojito?

Endúlzalo un poco, anda
El mojito es un combinado agradable, suave. Además, existen versiones archiconocidas con fresas e incluso con mermeladas. O sea, es un cóctel dulzón y fácil de beber. De acuerdo. Entonces, ¿le ponemos unas chucherías para decorarlo? Vale. ¿Y las ponemos en una brocheta? Claro. Et voilà!
gominolas-chucherias-mas-madera
Absténganse diabéticos.

Mojito busca atún
El diálogo entre la barra y la cocina es una tendencia que cada vez cuenta con más seguidores. El maridaje de platos y cócteles está en auge. Aquí tenéis un ejemplo de emparejamiento que, diremos, nos parece un tanto peculiar.
maridalo-con-atun
¿Una historia de amor?

¿Volará?
La decoración de algunos cócteles da mucho juego. Por ejemplo, la que lleva el presunto mojito de esta imagen: sencilla pero efectiva. A nosotros nos viene a la mente “alas de menta”, que perfectamente podría ser el título de un disco de música de los años 90. ¿Creéis que voló?
un-mojito-con-alas
¡Que Jerry Thomas bendiga los hashtags!

¡ Comparte !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter