Enfrentarse al diseño de una coctelería. Hablamos con EL EQUIPO CREATIVO

Blue Wave. Foto: Adrià Goula

by Julia Laich

Si eres uno de esos valientes que se ha decidido a abrir un bar (o si fuiste uno en el pasado) seguro ya te has dado de bruces con el diseño, en términos arquitectónicos, del mismo.
Vaya lío, ¿no? Que si mejor este tabique aquí, que la barra allí no porque no hay espacio, que este color que me gustaba no puede ser, que la luz tal, que los materiales cual… Digamos que es un enorme (e interesante) trabajo.

Para conocer un poco más sobre el tema y darle un poco de claridad hemos hablado con EL EQUIPO CREATIVO, un estudio de arquitectura y diseño de interiores de Barcelona especializado en espacios gastronómicos, comerciales y de la hostelería. Desde 2010, año en el que comenzaron su andadura, han trabajado en proyectos de gran envergadura como el diseño del Tickets y la coctelería 41º, El Mama & La Papa, Bala Perdida Club, Blue Wave y otros tantos. Sus proyectos han sido galardonados con más de veinte premios a nivel internacional.

Hablamos en concreto con Natali Canas del Pozo, arquitecta, socia y fundadora de EL EQUIPO CREATIVO. Antes de formar El Equipo Creativo, Natali estudió arquitectura en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona y posteriormente se trasladó a Nueva York para estudiar un máster donde recibió el Premio William Ware de excelencia en Diseño.

Oliver Franz Schmidt, Natali Canas del Pozo y Lucas Echeveste Lacy forman EL EQUIPO CREATIVO. Foto: Adrià Goula

The Shaker & the Jigger: ¿Cuáles son los pasos que se siguen a la hora de diseñar una coctelería?

Natali Canas del Pozo: Intentamos escuchar mucho a nuestros clientes al principio del proyecto. Cada cliente busca un resultado distinto y personalizado y, para tener éxito, la mejor baza es extraer de sus palabras y filosofía un concepto que le encaje a él y a su espacio de forma exclusiva. Por eso cada uno de nuestros proyectos es tan diferente. Pero un buen proyecto pasa por resolver todos los ámbitos del mismo. A partir de las explicaciones que nos da el cliente, creamos un concepto básico pero muy fuerte que nos acompaña durante todo el desarrollo. Evitamos ser muy literales para conseguir crear ambientes que evocan, no copian, ese concepto. Muchas veces esto implica replantearse la manera habitual de emplear los materiales. Además en cada proyecto nos gusta investigar sobre diferentes materiales, dependiendo de las sensaciones que queramos crear -cerámica, madera, tejidos, cuerdas y otros muchos- y siempre intentamos llevarlos al extremo de sus posibilidades.

El local en el que se sitúa El Mama y La Papa era un antiguo almacén de conservas y un espacio con una gran personalidad a nivel estructural que se aprovechó en el diseño. Foto: Adrià Goula

Creemos que para diseñar una buena coctelería hay que tener un concepto, sin concepto sería solo decoración y el local no tendría alma. En términos cinematográficos se traduciría en tener un guión que te ayuda a definir todos los personajes y secuencias de la película. El quid de la cuestión está en buscar el guión perfecto para cada proyecto e intentar ser fieles a este concepto, incluso en los detalles.

TS&TJ: ¿En función de qué aspectos se diseña el espacio?

NCP: En el proceso de diseñar un espacio nos fijamos tanto en su concepto, como en su funcionamiento y sus soluciones constructivas. Para nosotros es muy importante que el espacio nos ofrezca una experiencia original y que despierte cada uno de nuestros sentidos. Creo que coctelerías, restaurantes, hoteles y espacios comerciales han descubierto en el diseño de sus espacios un gran aliado, que apoya sus conceptos y los hace mucho más apetecibles para el cliente final mejorando sus beneficios. Lo fundamental es entender la atmósfera que nuestros clientes quieren tener y, una vez que lo sabemos, tenemos que sorprenderlos, creando algo especial y único, algo que la gente recordará.

El interior de Blue Wave recrea una ola a punto de romper, la cual envuelve a los clientes en una atmósfera acuática llena de matices y reflejos. Foto: Adrià Goula

TS&TJ: ¿Cuales son los errores más comunes a la hora de diseñar un espacio para coctelería?

NCP: Creo que más que errores hablaría de cosas que hay que tener bien en cuenta a la hora de diseñar un espacio. Por ejemplo, un buen proyecto de acústica es fundamental para una coctelería. Un mal confort acústico del espacio puede influir en la conversación y esto sería muy desagradable, una catástrofe.

Además, toda la complejidad del equipamiento tiene por supuesto mucha importancia y hay que plantearlo junto a los clientes y profesionales del sector.

TS&TJ: ¿Cómo puede un buen diseño ayudar al negocio?

El espacio tiene que acompañar a la coctelería/gastronomía para ofrecer a los clientes una experiencia sensorial completa. El diseño tiene que apoyar el concepto global del proyecto, pero nunca puede estar por encima. Al final los dos tienen que crear una combinación única para que el local sea exitoso.

La coctelería 41º era un espacio presidido por una monumental barra tipográfica que aúna arquitectura, grafismo, escultura y tecnología industrial. Foto: Adrià Goula

TS&TJ: ¿Cómo puede cambiar un espacio el mobiliario? ¿Los colores? ¿La iluminación? ¿La decoración?

NCP: Pueden cambiarlo mucho. Hay algo que como diseñadores no podemos ignorar y es que las coctelerías y los bares tienen que ser un espacio siempre más atractivo e interesante para competir con un mundo donde los selfies y lo digital han adquirido mucha importancia. El mobiliario, los colores, la iluminación y todo tiene que tener un cierto equilibrio y armonía. Aunque en general en EL EQUIPO CREATIVO nos gusta arriesgar y  jugar, proponer cosas que no te esperas, ciertas sorpresas o incluso “desequilibrios”.

TS&TJ: Mirar a un bartender elaborando un cóctel puede ser un buen espectáculo. ¿Lo tenéis en cuenta al diseñar la barra?

NCP: ¡Claro! Normalmente en todos nuestros proyectos las barras y las cocinas suelen tener un protagonismo especial. Son los focos de actividad principales del espacio y los que lo llenan de vida y energía.

TS&TJ: Si alguien ha tomado la decisión de abrir una coctelería, ¿qué consejos le daríais en cuanto a diseño del espacio?

NCP: Hoy en día ya no vamos a una coctelería solo para tomar algo, sino para vivir una experiencia, y para ello la atmósfera es un elemento clave.

Recapitulando: ideas, concepto y target claros y una atmósfera evocadora te llevarán al éxito coctelero.

¡ Comparte !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter