Cuba: tradición, ron y revolución

Foto: Alexander Kunze

by Mauri Jiménez

Espero que no os confunda el título de post. Lo último que pretendo es elaborar un texto sobre la historia más reciente de Cuba, y además atreverme a opinar sobre ella. Lo único que pretendo, desde la más humilde de las posiciones, es ordenar un poco las situaciones vividas durante diez fantásticos días y así poder compartir mis ideas y propias conclusiones en voz alta.

No he visitado toda la Isla, así que toda opinión será parcial. Pero sí he hecho unos cuantos km, visitando la Habana, Viñales, Santa Clara y Trinidad. Tuve la gran suerte de poder hospedarme en casas particulares y eso me permitió conocer de primera mano muchas opiniones personales de los propios cubanos.

Para poder entender ligeramente la idiosincrasia cubana hay que conocer la historia de la Isla de los últimos 120 años. Os animo a que hagáis un poco de búsqueda e investigación, ya que es una historia fascinante.

Viñales, Cuba

¿Que tragos nos ofrece Cuba?

Cuba, como todo país que vive en gran medida del turismo, nos ofrece una serie de referencias comunes que encontramos a través de su geografía. No hay bar o restaurante en la isla que no nos ofrezca un Mojito, una Piña Colada o jugo de frutas naturales. Como no hay restaurante español genérico enfocado al turista que no ofrezca Sangría o una paella por ejemplo.

Creo que con este ejemplo soy muy claro. Dentro del pack que ofrece Cuba a sus turistas, están incluidos los cócteles con ron como los citados anteriormente. Los hay de diferentes tamaños y precios. Desde 1 CUC (algo menos de un €) en vaso de plástico pequeño hasta los 6 CUC (5,5 €) en el Floridita. La mayoría rondan entre los 2€ y 3 €. A este precio, es evidente que todo turista, por muy mochilero que sea, se puede permitir más de un cóctel por velada.

La temperatura entre cálida y calurosa de la Isla te invita a tragos largos y refrescantes. Muchos de ellos se elaboran en batidora (Daiquris Frozen y Piña Colada) y muchos otros se sirven con mucho hielo (Mojito, Ron Collins, Cuba Libre y Cubata). Y todos (me incluyo) acabamos picando.

Daiquiri en el speakeasy el Hierro

¿Qué beben los Cubanos?

La respuesta es sencilla: ron. Beben ron y cerveza. Beben ron porque es algo cultural, y porque es más asequible y accesible que otros destilados. Y beben ron porque les gusta. También les gusta el whisky, pero es más caro.

¿Y cómo beben el ron? Soy consciente que la muestra de mi encuesta es pequeña, pero esta se cumplía cada vez que compartía momentos de ocio con otros cubanos, por ello, la voy a dar por válida.

El Cubano bebe ron solo, con hielo, en un Cuba Libre (ron blanco con refresco de Cola) o Cubata (ron añejo con refresco de Cola). Y lo más gracioso del tema, hablando de estas dos últimas combinaciones, es que el refresco de Cola que usan es un refresco de Cola nacional, ya que no es tan sencillo encontrar Coca Cola. Nunca pensé que me tomaría un Cuba libre en Cuba, y no con Cola Cola, pero esta Isla tiene estas cosas tan maravillosas.

¿Hacia donde irá la coctelería en Cuba?

No tengo una respuesta clara de cómo y cuándo la coctelería en Cuba dará un vuelco, pero es evidente que como todo el país, poco a poco se va abriendo al exterior. La llegada de internet (limitado y caro) está acercando el mundo exterior. La apertura en general de la Isla ayudará a que empiecen a llegar nuevas ideas y nuevos productos. No es sencillo encontrar algunos licores básicos para la coctelería internacional, lo que hace que incluso las barras dehoteles de 4 o 5 estrellas, sean barras mucho más limitadas si las comparamos con otros países.

Ojalá la transición sea dulce, y no me refiero solo a la coctelería, sino al país, que tiene muchísima personalidad, y espero que esta nueva apertura al exterior les sume y les permita ampliar su discurso actual. La revolución sigue muy presente en la Isla y mucho de lo que llega desde fuera es gracias a amigos y turistas.

Como anécdota os voy a contar que tuve el placer de conocer a Oswaldo, cantinero en un bar Polinesio (había sido un Trader Vic’s antes de la revolución) que se encuentra en el Hotel Habana Libre. Él me contó que era la tercera generación de cantineros, y que llevaba en hotel alrededor de unos 30 años. Me enseñó muchos Tiki Mugs originales de los 50, así como regalos que le hacían turistas convertidos en amigos. En Cuba la gente se busca la vida, y Oswaldo hace lo mismo en su barra.

Hotel Habana Libre

Veremos hacía donde va la Coctelería en Cuba. Pero si son capaces de conservar esa hospitalidad brutal que les caracteriza, y aprovechan mejor la fantástica oferta de frutas que nos ofrece el país, estoy seguro que les va ir muy bien. Que ganas de volver…

Entradas relacionadas

15
Mauri Jiménez
Mauri Jiménez

Barman autodidacta e inquieto que está detrás del COCKTAILSPERQUESI, catering de Coctelería.

¡ Comparte !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter